Prisión para dos mujeres por un delito de tenencia de moneda falsa

Publicado 18/05/2018 13:36:12CET

OVIEDO, 18 May. (EUROPA PRESS) -

La Sección segunda de la Audiencia Provincial ha absuelto a las tres acusadas de falsificar billetes de 20 y 50 euros de un delito de falsificación y únicamente les imputa a dos de ellas un delito de tenencia de moneda falsa, condenándolas a una a tres años de prisión; a la otra a dos años y medio. Ambas deberán abonar además una multa de 2.000 euros.

La tercera de las acusadas se considera responsable de un delito leve de intento de estafa y se le condena al pago de una multa de 174 euros.

Las tres mujeres estaban inicialmente acusadas de falsificar billetes de 50 y 20 euros en Oviedo y la Fiscalía solicitaba para ellas once años de cárcel. Las tres procesadas reconocieron en el juicio, celebrado el pasado 25 de abril, que, si bien compraron billetes falsos en algunas ocasiones para luego "colocarlos" en diferentes establecimientos, en ningún momento los fabricaron.

Así, las dos acusadas que compartían vivienda en La Tenderina, en la que la Policía encontró una impresora y folios, aseguraron ante el tribunal que si bien una de ellas trató en una ocasión de hacer fotocopias de esos billetes falsos, esa era una tarea muy complicada que fue incapaz de conseguir.

"No me salía centrado ni nada, era muy difícil", llegó a decir una de las mujeres procesadas que explicó que nunca llegó a conseguir falsificar la moneda.

Su compañera de piso aseguró ante la juez que en casa tenían impresora y folios pero de una calidad que no servirían para falsificar billetes, sino que eran utilizados para "pintar o hacer algún trabajo la niña". "Mi compañera intentó hacer copias una vez pero nunca se llegaron a poner en el mercado, porque eran fotocopias por una cara y sin color. La calidad de esos folios no eran como para fotocopiar billetes", manifestó en la vista.

Las dos acusadas que compartían vivienda explicaron que tenían un contacto al que puntualmente compraban billetes falsos de 50 o 20 euros, los de 50 los adquirían a 25 o 30 euros, dependiendo de la cantidad que comprasen y los de 20 euros a 10.

Luego los intentaban "colar" en establecimientos, aunque han reconocido que en muchas ocasiones les "pillaban", por lo que desistían de esas compras. Respecto a la asiduidad, una de ellas manifestó que lo hacían "de manera puntual".

La tercera de las acusadas, también reconoció haber comprado en alguna ocasión dinero falso y ponerlo en circulación.

Contador