El PSOE avala las reformas económicas "cueste lo que cueste" y Zapatero les asegura que "saldrán bien"

 

El PSOE avala las reformas económicas "cueste lo que cueste" y Zapatero les asegura que "saldrán bien"

Actualizado 17/07/2010 20:46:40 CET

Socialistas andaluces piden al Comité Federal más coordinación interna sobre las Cajas e Izquierda Socialista no apoya la resolución

MADRID/OVIEDO, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Comité Federal del PSOE, máximo órgano del partido entre congresos, respaldó hoy el empeño del Gobierno en llevar a cabo las reformas económicas "cueste lo que cueste" y el jefe del Ejecutivo y líder del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, les aseguró que las medidas "saldrán bien", según informaron fuentes socialistas.

"Somos el partido de las reformas y las vamos a adoptar cueste lo que cueste", ratificó en su intervención a puerta cerrada, una vez escuchado el apoyo de sus 'barones' a los que agradeció el apoyo y pronosticó, además, que cuando empiece 2011 y se inicie la precampaña de las autonómicas y municipales, el PSOE estará "mucho mejor".

"Los socialistas no hemos venido aquí a poner en marcha los funerales del Estado del bienestar", proclamó en la reunión el lehendakari, Patxi López, que reconoció que es duro recortar salarios y congelar pensiones, pero que es necesario para consolidar el Estado del bienestar.

Según las fuentes, López reclamó a sus compañeros "sacar a la calle" su "orgullo de socialistas" porque, a su juicio, este partido es el único que está "entendiendo las necesidades de este país".

De forma similar se expresó el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, que defendió que el Gobierno está haciendo lo que hay que hacer. "Cueste lo que cueste, y eso la gente lo entiende", remachó.

Zapatero insistió en que las medidas "son necesarias" y dejó claro que nunca pensó en que tendría que recortar los sueldos de los funcionarios, pero que las circunstancias así lo obligaron. Eso sí, recalcó, por un lado que pese a las turbulencias de los mercados nunca hubo razones fundadas para dudar de la solvencia de España y, por otro, que a pesar de los recortes se mantienen las prestaciones sociales.

"No soy amigo de la palabra sacrificio sino de la palabra esfuerzo, tenemos que acreditar nuestra capacidad e llevar a cabo reformas necesarias", afirmó el valenciano Jorge Alarte, mientras el castellano-leonés Óscar López insistió en que si el Gobierno va a reformar las pensiones es porque cree en ellas.

Entre las intervenciones algo más críticas, según asistentes a la reunión consultadas por Europa Press, la del secretario de Organización del PSOE andaluz, Rafael Velasco, que representó a su federación en ausencia del presidente, José Antonio Griñán.

Si bien se sumó al apoyo generalizado, se refirió en concreto a la reestructuración de las cajas de ahorro y la reforma de la ley para decir que echa en falta más coordinación y más información interna y temprana en el seno del partido --y dijo incluso que de algunas cosas se ha enterado por el PP en el Parlamento--.

CAJASUR Y BBK

Según los consultados, su intervención traslucía cierto malestar por cómo se ha hecho efectiva la adjudicación de la cordobesa CajaSur a la vasca BBK, aunque en ningún momento lo mencionó expresamente.

Zapatero sí se refirió al caso para decir que ha sido muy dañino dejar el asunto pendiente de solución durante ocho meses y que, a su juicio, el resultado ha sido bueno.

Además advirtió de que en la reforma y los procesos de fusión de las cajas de ahorro se pagaría caro el tomar decisiones políticas en lugar de técnicas, que primen la gestión eficiente. Así, defendió de nuevo la reforma para que los cargos electos no participen en la toma de decisiones.

También desde Andalucía, Francisco Vallejo apeló a la necesidad de mantener una banca pública para cuestiones como los fines sociales o la I+D y el diputado por Granada José Antonio Pérez Tapias, miembro de Izquierda Socialista, no fue tan lejos pero sí pidió que se "ensanche el margen" de la reforma de la Ley de Cajas para conjurar el "peligro de que las cajas dejen de serlo". A su juicio, a PSOE le ha faltado un "debate más sosegado" sobre este asunto.

El otro representante de Izquierda Socialista, Juan Antonio Barrio de Penagos, apostó por que el PSOE haya un debate interno sobre las medidas económicas y, además, consideró positivo que eso se transmita a los ciudadanos para que vean que el PSOE, aunque no es una "jaula de grillos", tampoco es "unánime" y, sobre todo, que no pensaba una cosa antes del 12 de mayo --día en que Zapatero anunció los recortes-- y otra después.

Los representantes de Izquierda Socialista y el representante de acción sindical de UGT, Toni Ferrer, se abstuvieron en la votación de la resolución del Comité que respalda las reformas del Gobierno.

UGT: SALVAR LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA

En su intervención a puerta cerrada, Ferrer pidió a Zapatero que 'salve' la negociación colectiva y no incluya su reforma en la reforma laboral. El presidente, según los consultados, estuvo de acuerdo en preservar la negociación colectiva pero defendió también el "modelo alemán" de flexibilidad interna de las empresas en tiempos de crisis.

Zapatero estuvo de acuerdo con la necesidad de hacer campañas de explicación que le pidieron varios dirigentes, y también de explicar las políticas sociales para combatir el intento del PP de minar la imagen del PSOE como defensor de las políticas sociales. Insistió, además, en que el PP ha dejado claro que ni va a arrimar el hombro ni es alternativa de gobierno.

Y respecto a subidas de impuestos o ajustes fiscales para que paguen más los que más tienen, insistió que eso llegará con los Presupuestos Generales del Estado de 2011. El secretario general de La Rioja, Francisco Martínez Aldama; el secretario de Estado para la UE, Diego López Garrido y el diputado Barrio de Penagos habían planteado esta cuestión.

VOTO EMIGRANTE

El Comité fue también la despedida del presidente asturiano, Vicente Álvarez Areces, que acaba de anunciar que no se presenta a la reelección. Areces hizo balance de su mandato y se refirió, junto al gallego Pachi Vázquez, a la reforma del voto exterior que se está tramitando en el Congreso.

Ambos pidieron que se matice la obligación del "voto rogado" que obliga a los emigrantes a solicitar la documentación para votar y que no se pongan obstáculos al voto exterior.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies