Rechazo de los sindicatos asturianos a los planes de Ribera para la descarbonización

Teresa Ribera
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 14/06/2018 13:11:11CET

OVIEDO, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los secretarios generales de los sindicatos CCOO y UGT en Asturias, José Manuel Zapico y Javier Fernández Lanero respectivamente, han mostrado este jueves su rechazo a los planes de la nueva ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, sobre el proceso de descabornización.

A preguntas de los periodistas tras participar en una concentración en Oviedo, Fernández Lanero ha dicho que las palabras de la ministra rozan incluso "la falta de respeto" hacia Asturias. No entiende el asturiano la "prisa" de Ribera para cerrar las centrales térmicas.

Solicita que concrete lo que significa ese término que utiliza de 'transición justa', por que teme que signifique la transferencia de "cuatro duros" para que la gente "se calle la boca". Desde UGT, ha advertido no van a consentir que se siga ese camino "sin poner alternativa encima de la mesa".

De esta forma, ha dicho que las comarcas mineras no pueden quedar "tiradas", sin ningún tipo de alternativa industrial, por lo que ha hecho un llamamiento a Ribera para que visite Asturias y conozca la problemática de primera mano. Fernández Lanero también demanda informes técnicos, porque los que existen hasta ahora señalan que prescindir del carbón significará un encarecimiento de la electricidad.

"El país que renuncia a tener fuentes de energía propias está renunciando a parte de su soberanía; el gobierno de Pedro Sanchez no puede cometer ese error", ha dicho, por su parte, José Manuel Zapico, de CCOO.

Zapico considera necesario articular en el Principado un "frente político y social amplio" que defienda los intereses de los asturianos en materia energética, algo que pasaría por el mantenimiento del carbón en el 'mix'.

"El carbón autóctono tiene que seguir jugando un papel importante", ha señalado, insistiendo en la necesidad de dialogar con la ministra.

Una proceso precipitado de descarbonización sólo serviría, ha advertido, para que el gas tenga un mayor protagonismo, algo que "no contribuye a la lucha contra el cambio climático y encarece el precio de la electricidad, para las familias y para las empresas".