Renedo afirma que en muchos casos el pago de las subvenciones nominativas se hacía el 100% por adelantado

Publicado 22/01/2014 11:35:59CET

OVIEDO, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

La exjefa del Servicio de Promoción Cultural, Marta Renedo, principal imputada en el caso Marea, ha manifestado que las subvenciones nominativas que se otorgaban siempre estaban estipuladas en el Presupuesto general y todas se dan en el primer trimestre del año, porque así lo establece la normativa, estando además exentas de fiscalización. Ha insistido en que desde la consejería hay obligación de conceder esa subvención y en muchos casos el pago se hace el 100% por adelantado.

Renedo ha comparecido este miércoles en la comisión especial no permanente de investigación de la Junta General del Principado sobre el funcionamiento, la gestión y el desarrollo del Centro Niemeyer.

A preguntas de la diputada de Foro Asturias Carmen Fernández, Marta Renedo ha explicado que las subvenciones nominativas siguen todas las misma regla general.

Ha indicado que en el momento en el que estaba al frente de ese servicio de Promoción Cultural, Archivos y Bibliotecas, cargo que ocupó hasta agosto de 2007, no tenía atribuida ninguna competencia en materia de subvenciones y el servicio nunca participó en la gestión del centro cultural.

ANTIGUA INTERVENTORA

Antes de Renedo, ha comparecido la actual diputada del PP, Emma Ramos, que ha señalado que las subvenciones nominativas que percibió la Fundación Niemeyer durante los años 2007 y 2008 "probablemente podían haberse auditado" pese a no estar incluidas en el plan de auditorías de ambos ejercicios.

Ramos ha aprovechado su comparecencia para manifestar que su acceso al cargo de Interventora general se debió a "un proceso de selección por motivos meramente técnicos", aclarando que no estaba afiliada a Foro Asturias ni conocía al consejero de Hacienda.

Ramos ha comparecido en la comisión en calidad de antigua Interventora General del Principado, cargo que ocupó desde agosto de 2011 a febrero de 2012.

Ramos, a preguntas de su compañera de partido, Susana López Ares, ha añadido que solicitó el cese por escrito a instancia propia para incorporarse a las listas del PP y participar en el proceso electoral.

A preguntas de Foro Asturias, Ramos ha añadido que un puesto de interventor general siempre "debe mantener independencia", motivo por lo que decidió dejar el cargo. "Creo que el puesto que iba a ejercer con posterioridad era político, por eso creo que hay que discernir entre una función política y una función técnica, por eso me encontré en el deber de hablar con el consejero y explicarle mi situación", ha dicho Ramos.

Desde Foro han considerado que esos datos "nada aportan a la investigación sobre la gestión del Niemeyer y deberían haber quedado al margen" de la comisión.

Emma Ramos ha explicado que los trabajos del informe Niemeyer se iniciaron en agosto de 2011, una o dos semanas antes de tomar ella posesión de su cargo como Interventora.

Al inicio de su intervención, Ramos ha indicado que considera que ha quedado claro tras las declaraciones de anteriores comparecientes que no hay competencia en materia de concesión de subvenciones en la secretaria e intervención general, sino que es competencia del órgano gestor.