Rosón (Somos) cree que "a Montoro hay que desobedecerlo" y "esquivará" sus leyes en el presupuesto local

Rueda de prensa presupuesto Oviedo
EUROPA PRESS
Publicado 08/01/2018 14:31:18CET

OVIEDO, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

El concejal de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Oviedo, Rubén Rosón, ha afirmado este lunes que "a veces" hay que desobedecer al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y "obedecer a los vecinos" en relación a las leyes de estabilidad presupuestaria. "Ya lo hicimos en 2016 y 2017", ha advertido, para afirmar después que el Equipo de Gobierno "esquivará" las leyes en el presupuesto local.

Rosón se ha manifestado en estos términos este lunes en una rueda de prensa en la que ha explicado el presupuesto municipal par 2018, que cuenta con 232 millones de euros y 12 de la Fundación Municipal de Cultura. De los 232 millones, 29,8 corresponden a un crédito que el Ayuntamiento pedirá para financiar inversiones.

Oviedo, ha dicho, "tendrá mas y mejores servicios municipales y con menor coste", esquivando para ello las leyes de estabilidad presupuestaria con tres medidas que "permiten incrementar el gasto social disminuyendo los ingresos". Aunque Rosón ha reconocido que esto es algo que está "prohibido" por las leyes de estabilidad, el tripartito "demuestra con números" en los pasados ejercicios que sí se puede hacer.

Las tres medidas a las que el edil ha hecho referencia son, en primer lugar el ahorro anual derivado de la remunicipalización de la recaudación, lo que supone 4 millones al año que no se destinan a un contrato privado. En segundo término ha señalado la implantación del IBI diferencial, que supone un incremento de los ingresos de 3 millones de euros. Por último ha aludido a la supresión del "gasto superfluo corriente" destinado a servicios como el de estabulación de caballos en el Asturcón, un ahorro cifrado en un millón de euros.

Sobre el cumplimiento de las leyes de estabilidad, Rosón ha explicado que, si bien las normas contemplan que hay que aprobar presupuestos "ajustados", aunque el de Oviedo presente un desajuste de cuatro millones este año, en marzo se conocerá el superávit final. "Veremos en marzo si tenemos que hacer algún retoque ligado a las leyes de estabilidad presupuestaria", ha señalado.

No obstante, ha apuntado que esto no debería producirse porque la regla de gasto "debe de desaparecer", al haberse votado en el Congreso su supresión. "Esperemos que la tramitación de la Ley deje sin efecto la regla de gasto y que en la liquidación de 2019 no tengamos que ajustarnos", ha explicado. De lo contrario, ha advertido de que tendrían que recortar "aproximadamente 20 millones de euros" del gasto corriente, que es lo que se gasta anualmente en transporte y limpieza. "No lo tendremos que hacer, como no lo hicimos en 2017 y 2016", ha afirmado.

En términos globales, Rosón ha explicado que el de 2018 es el presupuesto "de mayor inversión social de la historia" de Oviedo. Así, ha señalado que en tres ejercicios presupuestarios el Equipo de Gobierno ha multiplicado por tres los fondos de protección social en relación con los últimos presupuestos del Partido Popular.

En lo referido a los ingresos, el edil de Economía ha explicado que se han incorporado una serie de bonificaciones --abaratamiento de costes y tasas-- que hacen que disminuyan los ingresos. En concreto, se rebaja la plusvalía, con unas previsiones de ingresos "mermadas" de menos de 4 millones de euros, baja el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), o las bonificaciones a familias numerosas y la rebaja de las tasas de licencias o piscinas. "Ahorramos 6 millones a los ovetenses, que no cuentan como ingresos pero están en los bolsillos de los vecinos", ha puntualizado.

Asimismo hay una previsión de rebajar al 50 por ciento los ingresos por multas de tráfico y grúa. "El anterior Equipo convertía un elemento coercitivo en el tercer mayor impuesto de Oviedo", ha criticado, para después afirmar que en 2018 no se superarán los cuatro millones con la grúa y las multas.

Sobre los gastos, ha señalado que se incrementan "todos" los de gasto social y se reducen los relativos al pago de deuda y la deuda viva.

Ha puesto en valor la partida destinada a los planes de empleo temporal y el incremento del 1,7 por ciento en la subida salarial de los funcionarios municipales. El edil ha lamentado que no sea empleo estable y público, criticando que la tasa de reposición "lo impide".

En lo relativo a los intereses de la deuda, ha explicado que en el pasado ejercicio se "dejaron" más de 11 millones en intereses, de los cuales 9 pertenecían a Villa Magdalena. Este año, ha explicado, solo hay 1,7 millones presupuestados.

La deuda para 2018 se ha presupuestado en 7,5 millones de euros, en comparación con los más de 23 millones del pasado ejercicio.