Sáenz de Santamaría destaca la "figura clave" del Delegado como "transmisor" de las acciones del Gobierno

Soraya Sáenz de Santamaría en la toma de posesión del Delegado del Gobierno
EUROPA PRESS
Actualizado 03/04/2018 14:34:01 CET

OVIEDO, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha destacado este martes en Oviedo la "figura clave" del Delegado del Gobierno como "transmisor y comunicador" de las acciones del Ejecutivo nacional en los territorios, celebrando el "compromiso" del nuevo Delegado en Asturias, Mariano Marín, para "tomar el pulso" a la región, detectar sus problemas y aplicar soluciones.

Durante su intervención en la toma de posesión de Mariano Marín como Delegado, Sáenz de Santamaría ha emplazado al nuevo Delegado a ser "motor político" para "canalizar y acelerar" las soluciones necesarias en Asturias, tanto en materia de crecimiento como en la
lucha contra el desafío demográfico.

La vicepresidenta ha expresado el "apoyo y la confianza" del Gobierno en Marín, dirigiendo también palabras para el anterior Delegado del Gobierno, Gabino de Lorenzo, a quien ha agradecido sus más de 30 años de servicio público, trabajando "por y para Asturias con compromiso y lealtad".

En un momento "clave" para España y Asturias, Sáenz de Santamaría ha puesto en valor el diálogo, señalando que "tender puentes es más importante que nunca". En este punto ha destacado la "lealtad" del Gobierno del Principado de Asturias con el estatal, un hecho que "está fuera de toda duda", al igual que el compromiso del Estado con Asturias.

Ha reconocido así la "buena relación entre gobiernos", afirmando que es ese, y no otro, "el camino que se debe mantener y cultivar". Esta buena relación, ha dicho, "pone en valor algo que hoy en día se pone poco en acción, la cultura del pacto, el entendimiento y la generosidad". "Solo acercándonos desde lo que nos une podemos construir al servicio de todos", ha señalado.

COMPROMISO PRESUPUESTARIO CON ASTURIAS

Coincidiendo con la entrega del Proyecto de Presupuestos Generales del Estado, la vicepresidenta ha señalado que este proyecto busca "consolidar el crecimiento sostenible" para los que más lo necesitan.

Así, ha explicado que el Gobierno ha aumentado en un 19,5 por ciento, hasta los 215 millones de euros, la inversión en infraestructuras "para hacer realidad por fin la conexión de Asturias por AVE". Este es "un empeño del Gobierno", según ha afirmado.

Por ello, el PGE contempla 86,4 millones de euros para la parte asturiana de la variante de Pajares, alcanzando así los 3.460 millones de euros desde el inicio de las obras.

Para las cercanías, ha destacado que se invertirán 580 millones de euros entre 2017-2025 para modernizar red, mejorar las estaciones, los trenes y los servicios al cliente. En 2018, ha detallado, se destinan 11,2 millones a este fin.

Las carreteras contarán con más de 50 millones de euros en inversión, siendo "prioritaria" la A-63 entre Oviedo y La Espina, vía para la que han presupuestado en torno a 12 millones de euros.

Ha destacado asimismo la inversión en el Aeropuerto de Asturias, que asciende a seis millones de euros, y la inversión en los Puertos del Estado en Asturias, con una cifra que ronda los 20 millones de euros.

DESAFÍO DEMOGRÁFICO

Sáenz de Santamaría ha apuntado hacia el desafío demográfico como una "prioridad para el Gobierno", poniendo el foco en Asturias, una de las comunidades "más castigadas por la despoblación, el envejecimiento y la baja tasa de natalidad".

Ante estas situaciones el Gobierno pretende poner en marcha medidas que incentiven el aumento de población y su fijación en el medio rural.

En este sentido ha apuntado hacia la subida de las pensiones más bajas, el incremento de recursos para la Dependencia y el "cheque guardería" de 1.000 euros incluido en estos PGE.

El Gobierno pretende que las medidas de fomento de la natalidad y fijación de población formen parte de la política estatal "más allá de los Presupuestos". Es por ello que han impulsado el nuevo plan estatal de vivienda para fomentar el alquiler y la compra para menores de 35 años y personas mayores.

Uno de sus objetivos es, según la vicepresidenta, facilitar el acceso a la vivienda en las zonas más afectadas, "anclar a la población joven" mediante ayudas directas para que puedan adquirir viviendas en municipios de menos de 5.000 habitantes.

Estas medidas están ligadas al denominado 'Plan 300%', con el que el Gobierno busca extender la banda ancha para que en 2021 todos los núcleos de población cuenten con internet a alta velocidad.