Sanidad insiste en la importancia de participar en los programas de detección de tumores

Publicado 04/02/2015 18:27:31CET

OVIEDO, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Sanidad y el Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa) ha querido recordar este miércoles, Día Mundial contra el Cáncer, la importancia de atender las invitaciones a participar en los distintos programas de cribado poblacional decisivos para poder detectar cualquier proceso cancerígeno de forma precoz y mejorar tanto el tratamiento como las expectativas de curación.

En concreto, a través de una nota de prensa Sanidad ha querido invitar periódicamente a los considerados grupos de riesgo a realizarse controles de mama y cuello de útero, en el caso de las mujeres, a los que esta semana se ha sumado el cribado de cáncer colorrectal mediante una prueba de sangre oculta en heces para la que las personas de entre 50 y 65 años de Llanera, Candás, Cudillero y Castrillón ya pueden informarse en su centro de salud.

Con motivo del Día Mundial Contra el Cáncer, que se conmemora este miércoles, 4 de febrero, Sanidad recuerda a los ciudadanos que "el cáncer es todavía, junto con las enfermedades cardiovasculares, la principal causa de muerte en España, si bien las tasas de supervivencia continúan aumentando año tras año". Para minimizar la incidencia de la enfermedad "es imprescindible adoptar hábitos de vida saludables, alejados del consumo de alcohol y tabaco y centrados en una dieta saludable y en la práctica regular de ejercicio físico", apunta la Consejería.

El pasado diciembre Sanidad constituyó el Comité del Cáncer del Principado de Asturias para mejorar el abordaje integral de la enfermedad dando prioridad a la prevención y a la mejora de la asistencia. Este Comité, encargado de actualizar el Plan regional del Cáncer para el periodo 2015-2020, está integrado por 24 profesionales procedentes de todos los ámbitos relacionados con la investigación, el tratamiento y la atención a los pacientes.

De forma paralela, la Consejería de Sanidad puso en marcha en 2011 un programa de detección y comunicación de sospecha de cáncer profesional en Asturias que ha permitido estudiar a más de medio millar de trabajadores diagnosticados de cáncer en situación de baja laboral. Se trata de un programa pionero dirigido a detectar casos de cáncer atendidos en el Sespa en situación de baja laboral por contingencia común con el objetivo de hacer aflorar enfermedades profesionales ocultas y evitar su infradeclaración.

Además, para aquellos casos en los que no es posible la curación, el Principado de Asturias aprobó en 2009 una Estrategia de Cuidados Paliativos, por la que se rigen los equipos y unidades especializados que existen en las ocho áreas sanitarias y en los que trabajan profesionales médicos y enfermeros, psicólogos, fisioterapeutas y trabajadores sociales.

El documento recoge que el lugar idóneo para la atención de un paciente en situación avanzada y compleja depende de diversas variables como su sintomatología y nivel de sufrimiento, el apoyo existente y las preferencias del paciente y su familia. En términos generales, el nivel asistencial óptimo cuando el paciente está en el domicilio es la atención primaria, mientras que la atención especializada se responsabiliza de la atención y los cuidados del paciente hospitalizado.

En Asturias existen once equipos de apoyo y soporte especializados en cuidados paliativos a domicilio, que se suman a las unidades hospitalarias específicas de los hospitales Monte Naranco, Sanatorio Adaro y Fundación Hospital de Avilés y Cruz Roja.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies