Sanidad insiste en recomendar la vacuna mientras estudia la causa del adelanto de la gripe en Asturias

Guillermo Martínez y Francisco del Busto
EUROPA PRESS
Actualizado 11/01/2017 14:17:34 CET

OVIEDO, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Sanidad del Principado, Francisco del Busto, ha insistido este miércoles en la importancia de la vacuna frente a la gripe para reducir la morbilidad y mortalidad de la epidemia en grupos de riesgo, como mayores de 65 años. El 63% de los fallecidos no se había vacunado y el 59% de los enfermos graves tampoco.

"La vacunación es lo único que consigue reducir la morbilidad y mortalidad en caso de gripe, reduciendo su incidencia y gravedad", ha dicho en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, indicando que los servicios de microbiología y de vigilancia epidemiológica estudian qué ha podido adelantar varias semanas su incidencia en Asturias, respecto a otras comunidades y a la media del Principado en años anteriores, "cuando las circunstancia son similares". "Qué sucedió este año distinto a los veinte precedentes", es la pregunta que se pretende responder, según el consejero.

El consejero ha indicado que la tasa de vacunación entre los mayores de 65 años "es baja en relación con la necesidad", situándose en el 53%. "Hay casi 30.000 vacunas sin usar en los centros de salud", ha remarcado.

Del Busto ha recordado que en Asturias hacía 8 años que la epidemia no tenía este volumen de incidencia, con hospitales al completo en tasas de ingresos. De hecho, todos se encuentran por encima del 95% salvo los de las áreas 1 y 2 que están, no obstante, por encima del 80%.

Respecto a la situación en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), ha explicado que se ha decidido suspender los ingresos programados no urgentes para hacer hueco a la demanda asistencial y garantizar atención y el ingreso al 100% de los enfermos de gripe, en casos necesarios.

Asimismo, el consejero ha remarcado que están trabajando todos los profesionales en lista, con una cobertura del 100% de las bajas y sustituciones. Además, ha puesto en valor el compromiso de todos los profesionales sanitarios "que están dando de sí lo máximo posible".

Con todo, la previsión es que se reduzca la incidencia en las próximas semanas. "Teniendo en cuenta que las condiciones climatológicas han variado, en dos próximas semanas se podrá ver claramente una disminución de tasa de incidencia", ha dicho el consejero.