De la Serna se compromete a que los trenes de la Variante circularán "a la mayor velocidad posible"

MINISTRO DE FOMENTO, ÍÑIGO DE LA SERNA, Antes De Participar En Un Foro En Gijón
EUROPA PRESS
Publicado 09/04/2018 12:54:36CET

OVIEDO, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha señalado este lunes en Gijón que se espera la puesta en marcha de la Variante de Pajares en su conjunto para 2020, a lo que se ha comprometido a que los trenes circularán por esta "a la mayor velocidad posible y con la máxima capacidad.

Así lo ha indicado este lunes en Gijón durante su participación en un foro organizado por el Diario El Comercio 'Infraestructuras en Asturias', al que han asistido representantes políticos y de diferentes ámbitos.

"Es un empeño personal que se cumplan con los plazos que se han dado", ha apuntado De la Serna sobre la llegada de la Alta Velocidad a Asturias, sobre los que ha recalcado que se han mejorado los dados inicialmente. En concreto, ha indicado que para finales de 2019 se quiere ya poner en marcha en pruebas uno d e los túneles, antes de que en verano de 2020 ya entre todo en funcionamiento.

Ha destacado, a este respecto, en el compromiso de aumentar la capacidad de la línea ya existente. Asimismo, se trabaja en el tramo de Duero-Valladolid, que se prevé acabar en junio de 2018, de forma que se dé paso a los siguientes tramos.

Ha recordado, asimismo, que se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el tramo León-La Robla, que se licitó en enero de la cual la apertura de ofertas está prevista para el próximo día 12. Una vez adjudicado, el plazo de ejecución es de 12 meses, con una inversión de 82 millones de euros. No obstante, si se suma el apartado de las telecomunicaciones, la cifra será cercana a los 100 millones de euros.

Esa cifra, más o menos, es la que llevará la Variante de Pajares, en lo que corresponde al tramo La Robla y Pola de Lena. Ha apuntado que ya esta hecha la licitación del montaje, una vía con ancho internacional y otra de ancho mixto. La licitación, según el ministro, se hizo el pasado 6 de marzo con una inversión prevista de unos 60 millones de euros, a los que hay que sumar las actuaciones del propio suministro.

También se está redactando el proyecto de remodelación de la estación de Pola de Lena para adaptarse a las condiciones de alta velocidad. Se prevé que a finales de julio se acabará con esta redacción del proyecto.

De la Serna, por otro lado, ha apuntado a la supresión del fondo de saco de León, sobre el que se está llevando a cabo una actuación de 25 millones de euros. El ministro ha mantenido para finales de 2018 el fin de obras, a lo que ha añadido que se trabaja "intensamente" parar cumplir este plazo.

Unido a ello, ha remarcado que se está "luchando" y trabajando para que todo el corredor tenga la "máxima consideración" dentro del corredor Atlántico, de cara a captar fondos europeos.

Ha matizado, también, que se tratará de una línea de Alta Velocidad con trenes de Alta Velocidad, como cualquier otra, hasta Pola de Lena, y que continua hasta Gijón y Avilés.

Ha insistido, asimismo, en que se va a imprimir la máxima velocidad a las infraestructuras existentes, aunque ha precisado que no es lo mismo que el trazado no tenga variantes. Como ejemplo, ha incidido en que en Valladolid se marca un límite de velocidad al atravesar la ciudad por normativa de seguridad.

Preguntado por la vieja rampa de Pajares, ha indicado que mantendrá su uso de mercancías mientras no esté en funcionamiento la Variante, para lo que se alterará su diseño funcional para aportar mayor viabilidad. Según el ministro, está prevista una mejora de cinco millones de euros aproximadamente en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para su mejora.

Dicho esto, ha puntualizado que cuando la Variante entre en funcionamiento, se puede entrar a valorar si no mantener el uso de la rampa siempre que haya capacidad en la Variante o dejarla con un mantenimiento como línea alternativa.