"Si la zona no se siega no aparece en la vida", dice el operario que encontró la maleta con el cuerpo del niño

 

"Si la zona no se siega no aparece en la vida", dice el operario que encontró la maleta con el cuerpo del niño

Publicado 21/02/2017 14:17:33CET

OVIEDO, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

El operario que el 3 de noviembre de 2014 encontró la maleta que contenía el cadáver del pequeño asesinado en Oviedo mientras llevaba a cabo labores de desbroce en las inmediaciones de la vía en el apeadero de La Argañosa ha indicado que "si el matorral no se llega a segar la maleta no se encuentra en la vida" y ha añadido que ese matorral "llevaba diez años sin limpiarse".

La de este martes es la segunda de las sesiones del juicio por la muerte del niño de 20 meses. Su madre, Fadila C. y su entonces pareja David F., se enfrentan a penas que suman 33 años y cinco meses de prisión para cada uno. En la jornada de hoy han declarado varios testigos propuestos por el Ministerio Fiscal.

Uno de esos testigos ha sido el operario, que Ha explicado a la sala que la maleta en esa zona era "muy espesa" y la maleta no se podría ver desde ninguna zona de no haberse segado la maleza. "Yo iba segando y fue cuando vi la maleta. La abrí porque me llamó la atención porque era bastante nueva. La abrí y vi que había mantas, así que seguí trabajando, pero luego la moví y vi que asomaba un pie por lo que avisé al piloto de Feve", explicó el operario, que aseguró que "ellos no sacaron el contenido de la maleta" pero supo que había un niño "porque asomaba el pie".

La que fuese novia del acusado durante tres años, desde 2011 a 2013, ha prestado declaración por videoconferencia y ha manifestado que su relación con David F. "fue cordial y normal" y ha explicado que dejó a David F. por su consumo de drogas. En cambio ha asegurado que "la relación entre David F. y Fadila C. era diferente, y ambos discutían mucho".

Preguntada por si denunció a David por agredirla mientras eran pareja la testigo lo admitió, aunque negó que el acusado la maltratase.

La testigo ha contado como antes de trasladarse a Oviedo, viviendo en Algeciras, en una ocasión Fadila C. desapareció más de unas semana dejando a su hijo a cargo de David y de ella misma, alojándose el niño en su casa durante cuatro días.

También ha contado como trajo a los tres -los acusados y el pequeño-- a Oviedo en coche porque David encontró un trabajo y permaneció con ellos "unos cuatro días", entonces el niño "estaba perfectamente, estaba bien". Ha añadido que una vez instalados en el Principado perdió el contacto con ellos, aunque fue ella quien pagó la renta y la fianza del piso.

Dijo además que cuando recogió a David y Fadila para traerles a Oviedo "Fadila estaba muy drogada" y ha añadido que sabía que en se tiempo la acusada había estado ejerciendo la prostitución en un club.

A preguntas del fiscal ha indicado que se enteró de lo que había ocurrido por el dueño del piso en el que se alojaban en Oviedo, que le preguntó por el niño. "Cuando le pregunté a la hermana de de Fadila si su madre -abuela del niño-- había ido a por el niño a Oviedo, tal y como me había dicho el dueño del piso, a lo que le respondió que no, que su madre estaba en Marruecos".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies