Las sillas 'todoterreno', disponibles en Gijón

Silla 'todoterreno' en la playa de San Lorenzo (Gión)
DIVERTIA
Publicado 22/03/2018 15:51:41CET

OVIEDO, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las personas con movilidad reducida tienen disponibles en la ciudad de Gijón (Asturias) un servicio de alquiler de sillas de ruedas con tracción de oruga, algo que permite a sus usuarios acceder a espacios donde hasta la fecha no podía, como la playa.

Es la empresa Ontrack, ubicada en la ciudad asturiana, la que promociona estas sillas 'todoterreno', que permite a sus usuarios superar obstáculos y barreras arquitectónicas que no pueden salvar con las sillas tradicionales.

Ha sido este jueves en un conocido hotel gijonés donde ha tenido lugar la presentación de este nuevo servicio, novedoso en España, que estará disponible para turistas y ciudadanos y que consolida a Gijón como "una ciudad referente en relación a la accesibilidad", según ha informado Divertia Gijón.

Estas sillas están pensadas para intentar satisfacer todos estos perfiles, proporcionando autonomía para la persona discapacitada y para su entorno familiar. Se comercializan tres modelos de sillas que se adaptan a las necesidades de cada usuario, con un nexo en común: la posibilidad de acceder a espacios que de otra forma no podrían. Los diseños buscan combinar la comodidad en el mundo interior y la libertad en el mundo exterior.

Comercializadas desde 2008 en Estados Unidos, estas sillas han cambiado la vida de miles de personas. Su característica todoterreno les dota de la facultad de desplazarse por espacios como el barro, nieve, terrenos abruptos y esto está unido a la durabilidad del producto.

Se estima que en España hay alrededor de 3.85 millones de personas con discapacidad, lo que supone un 8,5% de la población. En la práctica, muchas personas siguen teniendo dificultades en situaciones cotidianas y han tenido que abandonar muchas actividades que realizaban debido a esta situación. Estas sillas tratan de devolver la libertad y la autonomía a estas personas y permitirles el acceso a lugares y actividades que habían abandonado. La idea de la empresa es poder fabricar estos productos en Gijón.