Uno de los síndicos alerta del coste fiscal que tendría cerrar Gispasa

Publicado 20/02/2017 14:39:00CET

OVIEDO, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

Antonio Arias Rodríguez, uno de los tres síndicos de la Sindicatura de Cuentas, el órgano fiscalizador asturiano, ha alertado este lunes del coste fiscal que supondría al Principado de Asturias cerrar la empresa Gestión de Infraestructuras Sanitarias del Principado de Asturias (Gispasa), por el dinero que habría que devolver en concepto del impuesto sobre el valor añadido (IVA).

Arias ha comparecido en la comisión parlamentaria que analiza una proposición de ley para suprimir Gispasa, la empresa creó el Gobierno asturiano en 2003 y que se ocupó de los procesos de construcción del nuevo Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), en Oviedo, y del nuevo hospital de Mieres. Actualmente gestiona la provisión de distintas infraestructuras, equipamientos y contratos, a través de una encomienda.

Arias Rodríguez ha dicho que técnicamente se podría disolver este mismo año, pero ha recomendado a los diputados que estudien antes los costes fiscales que tendría el cierre de la empresa.

A nivel personal ha querido dejar clara su posición. "Disolver implica unos gastos que yo, personalmente, prefiero dedicarlos a material médico o a reducir listas de espera, antes que para que la mitad se lo lleve el señor Montoro", ha dicho en relación al ministro de Hacienda, Cristobal Montoro.

En la misma comisión también ha comparecido una de las actuales trabajadoras de Gispasa, la directora jurídica, Beatriz Herrero, quien ha dicho que el coste para las arcas asturianas de cerrar sería de 7,2 millones sólo para devolver IVA.

Actualmente trabajan en Gispasa 18 personas, con un coste de unos 500.000 euros, según ha explicado. A juicio de la trabajadora, Gispasa "ahorra" dinero al Principado de Asturias, porque se realiza una gestión y unos controles. Por ello, ha considerado que cerrarla seria una "pérdida de recursos" para la Administración asturiana, que además debería contratar a personal para hacer las labores de las que ahora se ocupa la compañía.

Como ejemplo de la eficiencia de su gestión, Herrero ha recordado que la cafetería del antiguo HUCA facturaba 109.000 euros, pero que ahora, con Gispasa en la gestión se obtienen 1,6 millones por la cafetería, aparcamientos y locales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies