La Sociedad Española de Medicina Intensiva cree que el número de camas de UCI es "óptimo" en Asturias

Campaña 'UCI Da Vida'
EUROPA PRESS
Actualizado 14/11/2011 13:28:25 CET

El índice de supervivencia es del 88 por ciento, como la media nacional

GIJÓN/OVIEDO, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

La presidenta en Asturias de la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias, Dolores Escudero, ha destacado este lunes en Gijón que la región, con 3.500 camas de UCI tiene un número "óptimo", por lo que no se registran problemas de ocupación. Actualmente hay en Oviedo, Gijón, Sama y Avilés.

Así lo ha dicho durante la presentación de la campaña 'UCI da vida', para quitar el temor que puedan sentir los pacientes que ingresan en este servicio o sus familias. De unos 250.000 pacientes anuales, logra sobrevivir un 88 por ciento, el mismo porcentaje que se consigue en Asturias.

A nivel asturiano, el HUCA recibe 1.200 pacientes al año, mientras que el hospital de Cabueñes, cuya responsable de la UCI es Maite Antuña, lleva hasta el mes de octubre algo más de 260, aunque lo habitual es que en un año completo se llegue hasta los 380, aproximadamente. No obstante, cabe recordar que desde junio los coronarios han sido desviados a la unidad de Hemodinámica, que cuenta con cuatro camas, mientras que la UCI tiene 14.

Durante la campaña puede visitarse un autobús dotado con una habitación simulada de la UCI en el aparcamiento del hospital de Cabueñes, para que los pacientes sepan cómo funciona. "Parte de nuestro trabajo es quitar ese temor", ha incidido Antuña.

Escudero, por su lado, ha recalcado que los médicos de este servicio cursan cinco años de una especialidad, que ya tiene 30 años de trayectoria. En la UCI se atienden pacientes críticos de distintas enfermedades como coronarios o politraumatizados, pero, eso sí, solo los que son "potencialmente recuperables"

Asimismo, ha señalado que en España hay 3.500 camas de la UCI donde ingresan unos 250.000 pacientes al año. De cada 100, 88 "salen vivos", ha destacado, antes de añadir que la estancia varía mucho de unos a otros, ya que un infartado puede estar dos o tres días y uno con politraumatismos más de un mes. Asimismo, ha recalcado que aunque una parte importante de la UCI son los donantes, es una más.

Ha resaltado que se trabaja con un equipo de diferentes especialidades coordinado por el médico intensivista, por lo que el paciente recibe una atención multidisciplinar. Escudero ha precisado que esta campaña va dirigida a los ciudadanos y no a captar nuevos médicos, ya que ha apuntado que las necesidades están cubiertas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies