Sors culpa a la empresa de rescate Smit del "rumbo errático" del barco y de "mayores vertidos"

 

Sors culpa a la empresa de rescate Smit del "rumbo errático" del barco y de "mayores vertidos"

José Luis López Sors en el juicio del Prestige en A Coruña
EUROPA PRESS
Actualizado 27/11/2012 15:52:03 CET

El abogado de la propietaria del buque le acusa de "prefabricar un desastre" para justificar el alejamiento

LA CORUÑA / OVIEDO, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

El exdirector general de la Marina Mercante, José Luis López Sors, culpa a la empresa holandesa Smit Salvage, contratada por la armadora del 'Prestige' para su rescate, del "rumbo errático" del buque y de la presencia de "mayores vertidos", en el juicio que se celebra por la catástrofe marítima, ocurrida el 13 de noviembre de 2002.

También ha vuelto a defender este martes, en el segundo día de su declaración, que la decisión de alejar el barco fue "la más útil, la más conveniente y la mejor desde el punto de vista de defensa de la costa" y ha recalcado que era lo "menos dañino" para ella.

Sors ha reiterado que estudiaron, antes de confirmar la decisión de alejamiento, otras opciones, como llevarlo al puerto de A Coruña, el "único de Galicia que podía afrontar una descarga rápida", por la presencia de la refinería. Sin embargo, se descartó porque un informe del práctico "decía que intentar eso era una temeridad", ha apostillado.

Asimismo, ha explicado que valoraron la Ría de Ferrol o la de Ares, que se rechazó también por "inconvenientes" en el fondeo. Sobre esta cuestión, ha precisado que ni con la normativa actual "existe la obligación de meter el barco en puerto refugio".

"PREFABRICAR" UN DESASTRE

De todo su interrogatorio, el más incisivo ha estado protagonizado por el abogado Santiago Zabaleta, defensa de Mare Shipping --propietaria del 'Prestige'--, con enfrentamientos "dialécticos" sobre las decisiones que se adoptaron, las cantidades sobre el fuel vertido o las inspecciones al barco.

Así, este letrado le ha acusado de llevar el barco "al corazón de la tormenta" y de "prefabricar un desastre", tras cuestionar que hubiese contaminación en las primeras horas del accidente, como sostuvo el exdirector general de la Marina Mercante, y de hacerlo para justificar el alejamiento del buque.

RIA DE CORCUBION

A preguntas del abogado de 'Arco Iris', Manuel Meiriño, el exdirector general de la Marina Mercante ha recalcado que el día 14 --un día después del accidente-- había riesgo "muy elevado" de que el barco embarrancase.

En concreto, ha señalado que, para la costa gallega, hubiese sido "una cosa tremenda" y que el barco "iría durante años y años soltando dosificadamente el fuel que llevaba en sus tripas".

Mientras, ha mostrado sus dudas de que el barco hubiera podido llegar a la Ría de Corcubión --una de las posibilidades planteadas por algunos expertos-- y ha reiterado que no se consideró esta opción ni hubo "ninguna propuesta" al respecto. Además, sostuvo que el viento del suroeste "se comería el barco en dos días".

FALTA DE "DILIGENCIA" DE LA EMPRESA DE RESCATE

Por otra parte, ha atribuido la responsabilidad sobre el barco, desde la madrugada del día 15, a la empresa holandesa Smit, especializada en el remolque y asistencia de buques, a la que ha acusado de falta de "diligencia".

"Nos hubiera venido la mar de bien a todos, pero sobre todo a Galicia, que estos expertos hubiesen actuado una hora después de que el armador autorizase el uso de remolcadores", ha señalado tras achacarles un "retraso de 24 horas" en su llegada a La Coruña y hacerlo "sin ningún equipo", ha apuntado.

Además, ha argumentado que, cuando esta empresa asume el control del barco, "es cuando se produce el cambio errático, el cambio de remolcadores y lo que produce mayores vertidos", ha señalado Sors, quien ha apuntado que la Administración española se dedicaba en esos momentos "a tratar de defender la costa española".

EXIGENCIAS A SMIT

No obstante, a preguntas de la abogada que representa, como acusación, a la naviera Mare Shipping, María José Rodríguez, ha admitido que las autoridades españolas hicieron firmar a los representantes de Smit, para tener el mando del barco, un documento en el que se comprometían a mantenerlo a "no menos" de 120 millas de la costa.

Sors ha negado que con esa exigencia condicionasen el trabajo para "salvar" el buque de la compañía. Mientras, ha admitido que, en los días posteriores al 13 de noviembre, se lanzaron ideas como la de "bombardear el barco", planteada por el entonces alcalde de La Coruña, Francisco Vázquez.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies