Terminan las obras de estabilización del argayo de Parres en la N-634

Publicado 24/06/2015 13:14:32CET

OVIEDO, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Fomento ha reabierto al tráfico los dos carriles que se habían cortado en la N-634, a la altura del punto kilométrico 347 en Parres, después de que un desprendimiento de tierra cubriera la totalidad de la carretera el pasado 7 de febrero en pleno temporal de lluvias.

Según informa el Ministerio en una nota de prensa, ambos carriles se abrirán al tráfico este jueves a las 12.00 horas al estar ya finalizadas las obras de estabilización de la ladera. Las actuaciones fueron declaradas de emergencia y a ellas se destinaron más de 3,82 millones de euros.

Para que la vía recuperase su funcionalidad después de que se desprendiera un volumen de tierra de 20 metros de longitud y cuatro de altura, se ha saneado la ladera y se han colocado dos mallas --una de triple torsión y una de rede de cable--, sujetadas con más de 200 bulones introducidos en la roca en perforaciones de 12 metros de longitud y selladas con lechada de cemento.

A pie del talud se ha dispuesto una pantalla dinámica para absorber la energía de alguna piedra que se pueda desprender y se ha construido un falso túnel de 60 metros de longitud.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies