Trevín destaca la lucha de Celestina Marrón Llaneza y Rosa María Fernández por los derechos laborales y sociales en igualdad

Actualizado 16/07/2009 16:29:26 CET

OVIEDO, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

El delegado del Gobierno en Asturias, Antonio Trevín, destacó hoy la lucha y esfuerzo de las sindicalistas asturianas Celestina Marrón Llaneza y Rosa María Fernández García por los derechos laborales y sociales en igualdad durante la dictadura franquista y la democracia.

Trevín entregó hoy a las sindicalistas de CCOO y UGT la Medalla al Merito al Trabajo, con la asistencia de la presidenta de la Junta General del Principado, María Jesús Álvarez; el director general de Industria, Gonzalo Pescador Benavente; el director general de Comercio, Autónomos y Economía Social, Julio González Zapico; el secretario general de CCOO de Asturias, Antonio Pino; y el secretario general de UGT de Asturias, Justo Rodríguez Braga; entre otras autoridades.

Antonio Trevín afirmó que representan la lucha de las mujeres trabajadoras que trabajaron para la consolidación de la democracia, así como para las mejoras laborales y sociales, y la igualdad entre hombres y mujeres.

Para el delegado del Gobierno, no se puede hablar de la Transición sin mencionar el importante papel de los trabajadores y los sindicatos. Así, dijo que las dos premiadas "no fueron las únicas" que lucharon por esos principios de libertad, pero sirven de ejemplo para reconocer en ellas "el esfuerzo de todos los trabajadores".

Antonio Pino glosó la figura y trayectoria de la sindicalista de CCOO Celestina Marrón Llaneza de la que destacó su vida "de trabajo y sacrificios" tanto profesionales como personales.

Pino, quien reseñó que los trabajadores son el "motor" económico y social de un país, apuntó que Celestina sufrió la represión franquista desde niña y trabajó en la lucha sindical desde la clandestinidad, llegando a ser incluso corresponsal de Radio España Independiente. "Es inequívocamente un ejemplo a seguir", afirmó señalando que sigue en activo dentro del sindicato.

Por su parte, Justo Rodríguez Braga destacó la trayectoria de Rosa María Fernández que luchó "con riesgo" como lo hacen las personas "sencillas y humildes" que tienen "gran generosidad y compromiso social". Asimismo, apuntó como tras haber empezado a trabajar desde muy joven consiguió estudiar Graduado Social y ser muy activa sindicalmente.

GALARDONADAS AGRADECIDAS Y ACTIVAS

Ambas comenzaron su labor en la clandestinidad y siguen actualmente activas en sus respectivos sindicatos. Las dos recordaron a las personas presentes y ausentes que las ayudaron a forjar su personalidad y rebeldía en defensa de los derechos laborales y sociales desde sus inicios laborales cuando eran aun muy jóvenes.

Celestina Marrón Llaneza dijo que se sentía "como mujer doblemente agradecida" y dedicó el reconocimiento a todas las mujeres trabajadoras, a sus compañeros del pasado y presente, a los trabajadores que sufren la crisis, y a todos aquellos sindicalistas que todavía sufren represalias y arriesgan su vida en muchos lugares del mundo por su defensa de los derechos de los trabajadores.

Rosa María Fernández García afirmó que para ella la Medalla supone "un honor y privilegio" que "nunca había soñado". Agradeció los consejos que recibidos y en especial la ayuda de su madre para que no tuviera que servir, como ella, "a ningún amo".

Así, tras 33 años de sindicalismo y 40 de trabajo, quiso también compartir el reconocimiento con los jóvenes para que recojan en testigo y logren alcanzar "la estabilidad" en el trabajo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies