El fiscal rebaja la petición de condena por estafa para el autor del atropello de Mon a un año de cárcel

Actualizado 09/04/2008 21:41:47 CET

La Acusación pública reduce también la pena solicitada para los otros dos imputados antes de suspenderse la vista hasta el próximo día 25

GIJÓN, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

El juicio por estafa en la que está imputado el autor de los atropellos de la calle Mon, Nino José M.N., tuvo que ser aplazado hoy, tras el interrogatorio de dos de los procesados, ante la falta de la principal testigo y su esposo, quienes acusaron a éste y a otras dos personas más de quedarse con 3.000 euros en concepto de adelanto por la construcción de una vivienda en una finca de sus propiedad. Por su parte, la Fiscalía rebajó las penas solicitadas para los tres imputados, que inicialmente eran de un año y medio de cárcel para cada uno.

En el caso de Nino José, el fiscal solicitó una condena de un año de prisión, mientras que para los otros dos acusados, Nelson P.A. y Susana R.P, representados por el letrado José Antonio Suárez, de Suárez y Trelles Abogados, pidió seis meses de cárcel. El juicio volverá a retomarse el próximo día 25, a las 10.00 horas.

Durante la vista de hoy, Nino José se declaró inocente del delito que se le imputa, por lo que pide su libre absolución. El acusado, que cumple condena por los atropellos de la calle Mon, no obtendría beneficios penitenciarios y tendría que cumplir la pena íntegra en el caso de volver a ser condenado por cualquier otro delito.

Por contra, otro de los imputados, Nelson P.A, echó la culpa a Nino José al relatar cómo éste se ofreció para realizar el proyecto como arquitecto, cuando no tenía la licencia para ejercer en España. Asimismo, testificó que la mayor parte de los 3.000 euros pedidos como adelanto a la mujer se los quedó Nino José.

En el juicio se renunció al testimonio de la otra imputada. Tanto ésta como Nelson, propietarios de la empresa de construcción, solicitaron su libre absolución en el escrito de defensa inicial, aunque no se descarta que se lleguen a un acuerdo de conformidad con la Fiscalía.

En cuanto al abogado de la víctima, Gonzalo Botas, éste había interesado una petición de cárcel de tres años para cada imputado, aunque finalmente no acudió al juicio al retirar su acusación días antes, tras ser indemnizada su cliente, conjuntamente por los tres imputados, con los 3.000 euros que le adeudaban, más los intereses.

Los hechos se remontan a finales de 2004, cuando dos de los propietarios de la empresa contactaron con la víctima, con domicilio en Gijón pero que estaba interesada en construir una vivienda en la finca que posee en Argüero (Villaviciosa).

Supuestamente, ambos hicieron creer a su víctima que llevarían a cabo la obra, para lo que formalizaron un contrato el 31 de diciembre de ese año, con un presupuesto de 112.498,6 euros. Con base a esto, la mujer entregó 3.000 euros en concepto de señal.

Asimismo, los citados imputados se comprometieron a obtener los permisos correspondientes y entregar la obra en plazo, así como elaborar el proyecto mediante un arquitecto.

No obstante, tras ver que el tiempo pasaba y no se cumplía lo pactado, la mujer contactó con la empresa. Fue entonces cuando los acusados, con la intención de mantener el engaño según la denuncia de la acusación particular, la pusieron en contacto con un arquitecto -Nino José M.N.--, quien no estaba autorizado a ejercer en España al tener sólo reconocida la profesión para Venezuela. La acusación particular sostiene que este último conocía toda la trama y contribuyó a hacer creer a la mujer que se estaban llevando a cabo toda la tramitación de la vivienda.