UGT, CCOO y USO encabezan en Oviedo una movilización contra la reforma laboral y por la justicia social y el empleo

Actualizado 29/02/2012 20:32:51 CET

OVIEDO, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos UGT, CCOO y USO han encabezado este miércoles, junto con el Conseyu de la Mocedá y Ecologistas en Acción, una movilización contra la reforma laboral y las medidas de ajuste, así como en favor de la justicia social y el empleo.

Esta iniciativa, incluida en las actuaciones que se desarrollan en el marco de la Jornada de Acción Europea convocada por la Confederación Europea de Sindicatos (CES), comenzó a las 19.00 horas con una concentración en la Plaza de España de Oviedo y continuó con una marcha hasta la sede del Banco de España en la capital asturiana.

En el manifiesto se ha destacado que desde mayo de 2010 las instituciones de la UE están imponiendo políticas de austeridad, ajustes presupuestarios y recortes sociales y las llamadas reformas estructurales, especialmente en los mercados laborales que "han resultado un completo fracaso".

En el escrito, los sindicatos inciden en que los objetivos de reducción de los déficit públicos "tampoco pueden cumplirse a pesar de los brutales recortes presupuestarios, o precisamente por ellos".

Entre los daños colaterales "dramáticos" de estas políticas destacan que se ha pasado de la recuperación de la economía a una nueva recesión en toda la UE, y al aumento del paro, la pobreza y la desigualdad.

Para los convocantes, el nuevo tratado para la gobernanza económica de la UE sólo habla "de cómo imponer la más estricta disciplina presupuestaria y de cómo arrebatar nada menos que la soberanía presupuestaria a los Estados para dársela no al Parlamento Europeo ni al Consejo, sino a funcionarios de la Comisión controlados por los gobiernos de Alemania y Francia". Por eso, UGT, CC 00 y USO, al igual que la CES, rechazan "radicalmente" el proyecto de nuevo tratado. "Es la primera vez que el sindicalismo europeo toma una posición así en la historia de la UE", dicen.

Entre las alternativas para salir de la crisis, los sindicatos proponen la emisión de eurobonos, la reforma del Banco Central Europeo, impuesto a las transacciones financieras, supresión de los paraísos fiscales, y regulación del sistema financiero.

Frente a la recesión económica y el paro defienden un plan europeo de inversiones en economía sostenible, un programa europeo de empleo juvenil, y la ampliación de los plazos para la reducción de los déficit públicos.

Asimismo, en vez de las contrarreformas estructurales abogan por un nuevo Contrato Social Europeo "para renovar y reforzar los pilares del modelo social europeo y preservar el derecho laboral y la negociación colectiva".

Los sindicatos han recordado que España tiene unas de las cifras de paro más elevadas de la UE y va creciendo el número de parados que no perciben ningún tipo de prestación y el de familias con todos sus miembros en paro.

En Asturias, prevén que se alcancen los 100.000 parados antes de finalizar el verano, "dato que se afianza con la aplicación de la reforma laboral impuesta unilateralmente y sin negociación por el Gobierno de Rajoy que va a generar un incremento imparable de despidos", sostienen.

"De hecho, en menos de 15 días de aplicación Asturias cuenta con más de 500 trabajadores afectados por la nueva reforma, una reforma injusta con los trabajadores, ineficaz para la economía e inútil para el empleo que da barra libre al empresario para modificar y fijar las condiciones laborales de los trabajadores, para rebajar salarios y para despedir sin causas justificadas y a bajo coste", lamentan.

Al respecto, resaltan que "este escenario se ve agravado con el parón que sufre la región ante el adelanto electoral, con unos presupuestos regionales prorrogados y una parálisis de las inversiones e infraestructuras claves de la región y en la aplicación de medidas urgentes para hacer frente a la caída de la actividad económica y del empleo".