UGT cree que el Gobierno pretende sustituir a los empleados públicos por parados que cobran prestación

Justo Rodríguez Y Jesús Iglesias
EUROPA PRESS
Actualizado 29/02/2012 14:00:31 CET

IU compromete que no utilizará la reforma laboral para destruir empleo público en el Principado

OVIEDO, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de UGT de Asturias, Justo Rodríguez Braga, ha advertido este miércoles de que el Gobierno de Mariano Rajoy pretende despedir empleados públicos y sustituirlos por parados que reciben prestación.

En una rueda de prensa ofrecida tras reunirse con el candidato a la Presidencia de IU, Jesús Iglesias, ha acusado al Ejecutivo de pretender "culpar" a los parados y tratarlos "como vagos a los que hay que poner a trabajar gratis", en una situación "inadmisible", que "trata de enfrentar a unos trabajadores con otros" y que "no va a resolver ningún problema".

Para Braga, las medidas que seguirán a la reforma laboral tras conocerse la cifra de déficit pueden ser "terroríficas" contra los derechos de los trabajadores. Por ello, el líder sindical ha trasladado a IU de Asturias la necesidad de buscar salidas a la crisis "por la izquierda", "sin culpar a los trabajadores" y "garantizando los servicios públicos esenciales".

Por último, ha señalado que los intentos del Gobierno de Álvarez-Cascos reducir el déficit de Asturias por debajo del 3 por ciento "están ahogando el empleo y el consumo" y ha recordado a los gabinetes central y autonómico que "están para gobernar y crear y no para recortar y destruir".

UNA SITUACIÓN QUE EMPEORA

Por su parte, el candidato de IU ha opinado que la situación de Asturias es "peor a la analizada hace ocho o nueve meses", tanto en el sector industrial, como en las cifras del paro, en el colectivo de autónomos, en los niveles de inversión pública y privada y en el apartado social, por lo que, a su juicio, sería "suicida" seguir la misma hoja de ruta.

Por ello, ha hecho un llamamiento al rechazo de las políticas económicas que han generado la situación actual, "sin que sus responsables hayan reflexionado sobre la necesidad de cambios o alternativas".

Por último, ha comprometido que, si accede al Gobierno, IU no utilizará la reforma laboral que "devalúa las condiciones del trabajador" para destruir empleo público en la comunidad, puesto que, ha defendido, la Administración asturiana tiene una dimensión "razonable" y lo contrario impediría el mantenimiento de los servicios públicos de calidad.

Preguntado sobre la justificación del déficit de Asturias por parte del Gobierno autonómico, Iglesias ha indicado que forma parte de la "estrategia victimista" del Ejecutivo de Álvarez-Cascos y ha ironizado con que el "notable" incremento del tercer trimestre de 2011 se debiese a "su desbordante actividad de invertir y crear puestos de trabajo".