Ulacia desliga su candidatura como presidente de Femetal de la marcha de Arcelor e intentará que reconsidere su decisión

Actualizado 27/06/2014 16:15:31 CET

GIJÓN, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El futuro presidente de Femetal, Guillermo Ulacia, ha descartado relacionar su próximo nombramiento para liderar la patronal del metal asturiano con la marcha de ArcelorMittal de esta organización empresarial, aunque ha avanzado que su primera misión en el nuevo cargo será intentar que la empresa siderúrgica reconsidere su situación.

Según él, su candidatura no pudo influir en la decisión de la multinacional porque él no trabajó en ArcelorMittal, sino que fue directivo de Aceralia y Arcelor, antes de la fusión con el gigante asiático siderúrgico. Así lo ha indicado en rueda de prensa tras la clausura de la asamblea de Femetal en un hotel gijonés, acompañado del actual presidente de la patronal del metal, César Figaredo.

Con relación a ello, ha apuntado que se ha iniciado un proceso de conversaciones con ArcelorMittal para seguir profundizando en el tema. Entre otras cosas, ha señalado que su primera responsabilidad será, cuando estén desarrollando el programa de innovación , que van a hacer, invitar a ArcelorMittal a para que participe "activamente" y convencerla de que es un plan "suficientemente atractivo y ambicioso" como para que reconsidere su decisión de abandonar Femetal.

Sobre este tema se ha pronunciado Figaredo, quien ha insistido en que desconoce el motivo por el que Arcelor ha dejado Femetal y ha apuntado a una coincidencia entre la candidatura de Ulacia y la marcha de la multinacional. No obstante, ha reiterado que intentarán solucionar "el malentendido o desacuerdo" y si es por culpa de ellos, lo aclararán y si no es así, respetarán la decisión.

Ha resaltado el relieve internacional que aportaba Arcelor a Femetal y ha indicado que, aunque cualquier baja de un asociado se nota económicamente, la organización es "suficientemente fuerte". Es más, ha asegurado que preocupa más la figura de relieve que suponía Arcelor que el reporte económico a Femetal.

Dicho esto, ha confiado en que la marcha de Arcelor no traiga como consecuencia más de bajas de asociados. "No tiene por qué ser", ha resaltado, al tiempo que ha incidido en que Femetal guarda una relación "cordial y correcta" con todos sus asociados. "Las puertas están siempre abiertas", ha insistido.