Venta (PP), sobre el crédito extraordinario: "No vamos a facilitar que las izquierdas más radicales decidan el futuro"

El secretario general del PP de Asturias, Luis Venta
EUROPA PRESS
Publicado 29/03/2018 12:30:53CET

OVIEDO, 29 Mar. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PP asturiano y diputado autonómico, Luis Venta, ha asegurado este jueves que su formación no respaldará la lectura única del Proyecto de Ley de Crédito Extraordinario aprobado por el Principado, al entender que detrás de la misma se esconden "acuerdos fuera de la ley" con Podemos. "No vamos a facilitar que las izquierdas más radicales puedan decidir el futuro de los asturianos", ha afirmado.

Venta ha explicado que su formación no colaborará en un "paripé" para que los acuerdos de "una izquierda más unida" salgan adelante. "Si no nos gusta la ley no vamos a darle carta blanca al Gobierno para que la aplique, tienen que explicar la ley, y qué hay detrás", ha dicho en declaraciones a los medios este jueves en Oviedo.

Así, ha subrayado que no van a poner "alfombra roja" para que la ley salga adelante cuanto antes, rechazando así la lectura única que había planteado la consejera de Hacienda, Dolores Carcedo, cuando anunció el acuerdo del Gobierno para sacar adelante la ley por 111 millones de euros. Venta ha pedido al Principado que explique en qué consiste esta ley y cuáles son los gastos.

Frente a esta izquierda "cada vez más unida", Venta ha recordado que en Oviedo ya existe un tripartito compuesto por el PSOE, Somos --marca de Podemos en Oviedo-- e Izquierda Unida que "está generando todos los días problemas". "Se está acercando un tripartito en Asturias y nosotros no vamos a facilitar en ningún caso que eso sea posible", ha zanjado.

Respecto a la propuesta de Ciudadanos de celebrar un pleno sobre este asunto, Venta ha explicado que antes de celebrarse dicho pleno deberá reunirse la Junta de Portavoces --que por ahora no está convocada para la próxima semana-- y ahí será donde se decida si la ley de crédito se tramita por lectura única o si se someterá a debate. Si finalmente los portavoces se decantan por la lectura única, esta deberá ser ratificada en el pleno, para lo que son necesarios 30 votos de los 45 escaños de la Junta. Actualmente, debido a la situación de minoría parlamentaria del PSOE, el Gobierno requerirá de más apoyos, al margen de IU y Podemos, ya que las tres fuerzas de izquierdas suman 28 diputados.