Xunta pola Llingua cree que la Junta de Toponimia ha cedido a una "campaña de manipulación" en Carreño

Actualizado 11/05/2012 20:15:02 CET

OVIEDO, 11 May. (EUROPA PRESS) -

La Xunta pola Defensa de la Llingua Asturiana ha criticado duramente la propuesta de la Xunta de la Toponimia del Gobierno del Principado para corregir, aplicando la doble denominación, el nomenclátor de topónimos aprobado en Carreño en el año 2005, en los referente a las parroquias de Quimarán y El Pieloro. Para la Xunta, el Gobierno autonómico "abre una vía sin sentido", fruto de "una campaña de manipulación".

Las parroquias Guimarán y Piedeloro pasaron a denominarse oficialmente en 2005 Quimarán y El Pieloro, tras la propuesta de la Xunta Asesora de Toponimia, fruto del trabajo de campo para recuperar la toponimia tradicional del concejo de Carreño. Sin embargo, se originó una polémica fruto de la propuesta de algunas asociaciones de vecinos, motivo por el que ahora se propone la doble denominación Guimarán/Quimarán y El Pieloro/Piedeloro.

La Xunta pola Defensa de la Llingua Asturiana (XDLA) a través de un comunicado, "valora de forma muy negativa la determinación de la Junta Asesora de Toponimia del Principado de Asturias porque "es un paso atrás grave la modificación de formas que ya son oficiales desde el 2005."

Así, recuerda la organización que "desde que ha empezado el proceso de recuperación de la toponimia tradicional en el 2004 han sido muchos los concejos que han dado el paso de recuperar forma popular en la que los vecinos han nombrado su lugares. Precisamente, han sido los concejos de Carreño, Llanes y El Franco los primeros de toda Asturias en ver oficializada su toponimia tradicional a través de un decreto publicado en el BOPA en mayo de 2005". Recuerda además que es el Consejo de Gobierno "el que dictamina la forma oficial, teniendo en cuenta los dictámenes de la propia Junta de Toponimia, de los concejos implicados y las aportaciones de los ciudadanos, a través de un periodo de consulta, como se fijo en el caso de Carreño". "El expediente de Carreño, al no localizar objeción ninguna, se aprobó sin problema", añade.

Desde el punto de vista de la Xunta, "ahora, y gracias a la campaña de manipulación que ha sembrado la confusión entre los vecinos y ha politizado un proceso que ha surgido del consenso y la necesidad de recuperar nuestro patrimonio oral, la JAT decide apostar por una denominación doble". Recuerda además que La Ley del Asturiano y la práctica de la XAT, "no admiten oficializar dos formas tradicionales de un topónimo, sino la forma tradicional y la forma castellanizada". "Y, en el caso de Guimarán o Piedeloro, como bien ha demostrado el trabajo de campo de la propia JAT, "esas son las formas tenidas por tradicionales por la gente de esas parroquias", añade el comunicado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies