Cantabria pide al Estado que tenga en cuenta los territorios de montaña en los Fondos de Cohesión y reforma de la PAC

Sierra de Guadarrama, montaña
MIGUEL303XM/WIKIMEDIA COMMONS
Actualizado 26/01/2011 16:15:22 CET

SANTANDER, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Parlamento de Cantabria y presidente de la Asociación Europea de Regiones de Montaña (AEM), Miguel Ángel Palacio, se reunió ayer en Madrid con el secretario de Estado para la Unión Europea (UE), Diego López Garrido, para pedir al Gobierno de España que tenga en cuenta a los territorios de montaña ante la nueva estrategia económica europea 2013-2020, así como en el reparto económico de los Fondos de Cohesión y en la próxima reforma de la Política Agraria Común (PAC).

"En esta nueva fase europea tan importante, los territorios de montaña quieren tener la consideración que merecen y participar de forma activa en los tres motores de crecimiento que se están diseñando para los próximos años, que son: el crecimiento inteligente, el crecimiento sostenible y el crecimiento de integración o de inclusión", argumentó Palacio, que recordó que tanto la Constitución Española como el Tratado de Lisboa reconocen a las montañas como zonas susceptibles de ayuda y que sirven para impulsar el desarrollo de estos territorios.

Así, Palacio pidió al secretario de Estado que los principios fundamentales que se recogen en estas leyes sean "puestos en práctica a través del reparto de los fondos europeos".

También apuntó que "la mejor manera" de tener en cuenta las "posibilidades" de los territorios de montaña es "desarrollar y poner en marcha con todas la consecuencias el artículo 174 del Tratado de Lisboa donde se habla de las especificidades de los territorios con dificultades naturales permanentes".

Este artículo es, según Palacio, "fruto del trabajo activo y del tesón de la AEM para que la problemática de las zonas de montaña y sus habitantes apareciera reflejada en el Tratado de la Constitución Europea y en el Tratado de Lisboa".

Se trata, añade, de un texto que "otorga una atención específica a los territorios con desventajas naturales permanentes y reconoce a estas zonas como sistemas económicos y sociales susceptibles de protección porque sus costes de producción son mayores al estar condicionados por la altitud, la pendiente o el clima".

Palacio afirmó también que los territorios de montaña "no quieren ser una carga" sino "simplemente recibir subvenciones". "Quieren ser agentes activos que incorporen las nuevas políticas europeas y que participen en el desarrollo de las nuevas tecnologías, de la sociedad del conocimiento y en un desarrollo limpio", enumeró.

Así, las montañas , que a su juicio tienen "grandes posibilidades y mucho que ofrecer", pretender participar no sólo en una política "de compensación", sino en una "política activa de aportación a la economía general".

El presidente del Parlamento cántabro destacó también que estas zonas poseen "grandes tesoros" como los depósitos de agua, de energía, los bosques, los paisajes o el descanso. Se trata, según dijo, de "unos espacios ricos en biodiversidad a los que hay que dar las oportunidades necesarias para que puedan desarrollarse en los próximos años en toda la Unión Europea".

COHERENCIA

Por su parte, López Garrido calificó los planteamientos de Palacio y la AEM como "muy coherentes" con las líneas de trabajo europeas actuales y afirmó que serán tomados en consideración.

Ambos coincidieron en la defensa en Europa de estos grandes espacios y en establecer una colaboración más estrecha.

Por último, López Garrido emplazó a Palacio a nuevos encuentros y contactos para concretar esta colaboración del Gobierno de España con los territorios de montaña.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies