Ganadería apuesta por contratos lácteos entre industrias y productores para conseguir equilibrio en los precios

Actualizado 29/09/2010 17:00:01 CET

Recalca que los principios del libre mercado impiden al Gobierno fijar un precio mínimo de compra

SANTANDER, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca y Biodiversidad ha subrayado este miércoles su apuesta por la formalización de contratos entre industrias lácteas y productores para conseguir un equilibrio en los precios de la leche.

Además, ha insistido en que las relaciones contractuales entre productores e industria transformadora están fijadas por las reglas del mercado y sujetas a los principios de la libre competencia, por lo cual, "el Gobierno no tiene la facultad de establecer un precio mínimo de compra".

En un comunicado, la Consejería recalca que desde hace tiempo está impulsando medidas para favorecer la firma de contratos que "garanticen estabilidad de precios pagados al productor" y que permitan "sensibilizar a la industria transformadora acerca de la necesidad de pagar un precio digno por la leche producida en Cantabria".

En todo caso, también recuerda que el precio percibido por las ventas de leche, "aunque muy importante, no es el único elemento a considerar a la hora de evaluar la viabilidad de una explotación láctea".

Según dice, esa viabilidad depende también de otros ingresos que reciben las explotaciones, como son las ventas de animales y las ayudas públicas.

Como muestra de ello, alude al Mercado Nacional de Ganados de Torrelavega. El Gobierno de Cantabria, junto con el Ayuntamiento, sostiene una feria semanal de ganado de carácter nacional (sólo hay seis mercados nacionales en España) que permite la comercialización del ganado vacuno lechero, lo que constituye "una importante fuente de ingresos para las explotaciones lácteas".

En 2009, la venta de bovinos de leche se aproximó en Cantabria a los 18.000 ejemplares y el volumen económico de estas transacciones supera los 20 millones de euros para las explotaciones.

Ganadería añade que el campo en el que el Gobierno tiene más posibilidades de apoyar al sector es en la ejecución de programas de ayudas públicas, tanto ayudas directas a las rentas como otras políticas.

Así, destaca los programas de promoción de los productos de Cantabria, que contemplan apartados específicos para los productos lácteos y que, "próximamente, se verán ampliados con un distintivo de calidad controlada para la leche pasteurizada de venta directa por el ganadero".

También señala "la apuesta decidida por fomentar las producciones de calidad como elemento diferenciador de la producción lechera cántabra".

En conjunto, recuerda que el Gobierno de Cantabria dedica cada año a programas de ayudas a las explotaciones agrarias del sector lechero en Cantabria más de 30 millones de euros.

DESCENSO DE EXPLOTACIONES

La Consejería de Desarrollo Rural reconoce las dificultades que afronta el sector, pero recuerda que son "generalizadas en el resto del Estado y de los países comunitarios". De hecho, explica que el descenso en el número de explotaciones que se produce en Cantabria es "en términos similares" al resto de comunidades autónomas.

Así, indica que en Cantabria en el período 2006-2010 el número de explotaciones lácteas descendió en un 19,27% (pasando de 2.366 a 1.910), en Asturias se redujo casi un 24% (de 3.850 a 2.927) y en Castilla y León disminuyó en un 23,27% (de 2.939 a 2.255).

Además, invita a "hacer un poco de historia" con este proceso y recuerda que entre los años 1985, año en que los ganaderos cántabros hacen la primera declaración individual de sus producciones, y 1999, se produce un abandono de 8.742 ganaderos productores de leche, lo que supuso la desaparición, en esos 14 años, del 62,5% de las explotaciones cántabras.

Y entre los años 1985 y 1994, "de gobiernos conservadores" en la región, se produjeron 5.438 abandonos, lo que supuso el 39% menos de explotaciones después de esos 9 años. Concretamente, entre los años 1987 y 1990, Cantabria perdió del orden de 3.800 explotaciones ganaderas.

A pesar de esta situación, desde el Gobierno de Cantabria se apuesta por el apoyo al sector más que por su peso en el PIB regional, "por representar una tradición ancestral y por su importancia en la preservación de los valores medioambientales de muchas zonas de Cantabria".

A su juicio, este apoyo ha quedado demostrado con la concesión de más de 30 millones de euros anuales en ayudas para las explotaciones ganaderas de leche, con la concienciación de las industrias para que sean sensibles a las demandas de los productores, y, en última instancia, desarrollando proyectos que contribuyan a mejorar las condiciones de vida en las zonas rurales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies