Comienza el saneamiento de la cuenca media del Pisueña, que cuesta 8,1 millones e incluye una depuradora

Comienzan las obras de saneamiento de la cuenca media del Pisueña
EP/GOBIERNO DE CANTABRIA
Actualizado 16/03/2011 18:48:49 CET

SANTANDER, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Medio Ambiente de Cantabria, Francisco Martín, ha asistido este miércoles en Sarón al inicio de las obras de saneamiento de la cuenca media del Pisueña, que costará más de 8,1 millones de euros e incluye una depuradora nueva.

El consejero ha estado acompañado por la directora general de Obras Hidráulicas y Ciclo Integral del Agua, Ana Isabel Ramos, el alcalde de Santa María de Cayón, Gastón Gómez, y el de Penagos, José Carlos Lavín, entre otras autoridades locales.

Martín ha mostrado su satisfacción, no sólo por el inicio de una obra para que el río deje de estar contaminado, sino también por el hecho de que había sido un compromiso con los alcaldes que ahora se verá cumplido, "aunque había personas que no creyeron en ello", ha dicho.

Martín se ha referido a la sequía que padeció Cantabria en 2003 y a los cortes de agua que sufrieron los ciudadanos de la zona oriental, recordando que al incorporarse al Gobierno tuvo que convencer al presidente y a la vicepresidenta de que era necesario una "inyección económica adicional" para solucionar los "graves problemas" de abastecimiento y saneamiento de la región.

En este sentido, el consejero también ha aludido al Plan de Obras y Servicios, destinado a las obras hidráulicas que tenían que hacer los ayuntamientos, pero que debido al "gran retraso" acumulado en esta materia, tuvo que enfocarse para apoyar a los mismos y repartirse "de forma transparente y sin partidismos", de tal manera que todos los municipios se han beneficiado de este plan a razón de cuatro obras por cada Ayuntamiento en los últimos ocho años.

Martín ha recordado la "escasa" rentabilidad que proporcionan las obras "enterradas que no se ven", pero que es necesario llevar a cabo por la responsabilidad del servicio a la ciudadanía y por la calidad de las aguas fluviales de nuestro entorno.

Por su parte, la directora general de Obras Hidráulicas y Ciclo Integral del Agua ha señalado que "es un gran día" para Santa María de Cayón y para Penagos por el inicio de esta obra, que al finalizar contribuirá a que el Pisueña mejore la calidad de sus aguas, invitando a los vecinos a disfrutar de los paseos fluviales con los ríos limpios.

SATISFACCIÓN

El alcalde de Santa María de Cayón, Gastón Gómez, que también ha mostrado su satisfacción por el anuncio de la construcción de la línea férrea entre Astillero y Sarón, ha mostrado su agradecimiento a la Consejería de Medio Ambiente, elogiando la gestión de su consejero y de su directora general "aunque luego nos riñan en el Partido Popular". Ha añadido que continuará haciéndolo mientras se continúe beneficiando a los vecinos de su municipio.

Este agradecimiento y valoración han sido compartidos por el alcalde de Penagos, José Carlos Lavín, que ha considerado que el Gobierno de Cantabria "ha respondido a las necesidades de los ciudadanos".

PROYECTO

Este proyecto cuenta con una inversión de 8.125.307,78 euros y tiene por objeto la recogida, conducción y depuración de las aguas residuales generadas en los núcleos de población de Penagos y Santa María de Cayón, situados dentro de la cuenca del río Pisueña.

Las obras permitirán cubrir las necesidades detectadas en el área de estudio a través de la implantación de interceptores generales, así como la construcción de una nueva Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) junto a la ya existente, en la localidad de La Penilla.

La actuación comenzará en el Noreste de Sarón hasta dirigirse a la depuradora actual y luego se ha proyectado la instalación de dos colectores interceptores paralelos para recoger todas las aguas negras de la zona, así como dar continuidad a las aguas provenientes de Penagos.

De este modo, además de recoger las aguas para su posterior tratamiento, se ha saneado la canalización del arroyo, que estará conformado exclusivamente por aguas de escorrentía, aliviando en gran medida su salubridad y disminuyendo el riesgo de atascos e inundaciones que se producían en los puntos bajos de la localidad en épocas de fuertes lluvias.

Además, dentro de este plan se ha previsto la demolición de la actual depuradora de Sarón, pues perderá el fin para la que fue construida tras el diseño de la nueva EDAR de La Penilla. A su vez, se ha previsto la conexión de todos los colectores de vertido de la localidad.

Las aguas fecales conducidas desde Argomilla y desde la parte sur de Santa María de Cayón, se unirán mediante tuberías con las recogidas en el colector general descrito en las inmediaciones de la EDAR actual.

En el proyecto también se ha presupuestado la recogida y depuración con decantador - digestor de diversos barrios aislados del término municipal de Santa María de Cayón, que resolvían la infraestructura de forma individual.

EDAR DE LA PENILLA

La nueva estación depuradora que se construirá en La Penilla contará con una superficie próxima a los 7.000 metros cuadrados y la línea de tratamiento de esta depuradora constará de una línea de agua y otra de fangos.

Los núcleos que podrán depurar sus aguas negras en la EDAR proyectada son Arenal, Cabárceno, Llanos, Penagos y Sobarzo, dentro del término municipal de Penagos y La Abadilla, Argomilla, La Encina, Esles, Lloreda, La Penilla, Sarón, Totero y Santa María de Cayón, en el municipio del mismo nombre, siendo el caudal total de diseño a tratar próximo a los 19.300 habitantes equivalentes, es decir, se incluyen los vertidos creados por las personas y por los establecimientos e industrias de la zona.

Cantabria sostenible ofrecido por
Cantabria Sostenible
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies