Culmina la segunda fase de la senda fluvial del Pisueña, en Castañeda

Inauguración de la segunda fase de la senda fluvial del Pisueña
EP/GOBIERNO DE CANTABRIA
Actualizado 16/03/2011 18:15:48 CET

CASTAÑEDA, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Medio Ambiente, Francisco Martín, y el alcalde de Castañeda, Miguel Ángel López Villar, han inaugurado este miércoles la segunda fase de la senda fluvial y área de descanso en la ribera Norte del Pisueña, una obra ejecutada por el Ayuntamiento de Castañeda, con una inversión de 372.000 euros, y que ha contado con una subvención de la Consejería de Medio Ambiente de 112.000 euros.

Tras el recorrido por la senda, Martín ha señalado que "es difícil mejorar la obra de la naturaleza, pero en el caso de esta senda fluvial, el Ayuntamiento de Castañeda lo ha hecho".

El consejero ha destacado el patrimonio natural de este municipio bañado por los dos ríos pasiegos, y en este sentido ha considerado que esta senda, con su área de descanso, enriquece la ribera del Pisueña y ayuda a utilizar el medio ambiente "con cabeza".

Además, ha animado a los vecinos al disfrute de su río, andando o en bicicleta, y ha señalado que el disfrute de la naturaleza es completamente compatible con el respeto al río.

Por otro lado, Martín ha puesto de manifiesto la "magnífica relación" del Ayuntamiento de Castañeda con la Consejería de Medio Ambiente y la deuda de gratitud de los cántabros con este municipio por acoger el futuro vertedero de Monte Carceña, cuyo emplazamiento no ocasionará molestias a los vecinos y supone importantes beneficios para las arcas municipales.

Por su parte el alcalde de Castañeda ha felicitado a la empresa que ha realizado la obra, Contratas Piñeira, y ha recordado que la senda se ha realizado gracias a la cesión de los terrenos de 26 de las 28 familias afectadas. También ha anunciado la construcción de un carril bici al sur de Pomaluengo que será licitado este mismo mes y contará con una subvención de la Consejería de Medio Ambiente.

La obra ha supuesto la creación de un paseo por la ribera del río desde el acueducto de La Cueva hasta el puente de La Ferrería, con una longitud de 4 kilómetros y un amplio espacio de aparcamiento en el punto de inicio.

También se han construido pontones y pasos en arroyos y regatos que desembocan en el Pisueña, el cerramiento para evitar el viento del Norte y se han plantado diversas especies arbóreas. Se han colocado carteles informativos sobre la flora y mobiliario ambiental, y según ha informado al alcalde, se invitará a los escolares a recorrer la senda para complementar su formación y su contacto con el medio ambiente.

Durante el acto, el alcalde también ha anunciado que el Ayuntamiento se hará con la propiedad de una parcela de 17.642 metros cuadrados ubicada al final de la senda, junto al puente de la Ferrería, que se destinará a la creación de un parque aventura, al mismo tiempo que se erradicarán los vertidos incontrolados que allí se producían.

Cantabria sostenible ofrecido por
Cantabria Sostenible
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies