Intermón Oxfam comienza mañana en Santander una campaña contra el cambio climático

Actualizado 07/11/2008 19:34:49 CET

SANTANDER, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

Intermón Oxfam comenzará mañana en la Plaza del Ayuntamiento de Santander una campaña dirigida a reclamar al Gobierno español un mayor compromiso en la lucha contra el cambio climático, "que está afectando a millones de personas pobres en todo el mundo", y conseguir al mismo tiempo la implicación de la ciudadanía.

Para ello, la organización hizo hoy un llamamiento a participar en esta iniciativa de calle, que se desarrollará de 11 a 13 horas, a toda la ciudadanía, incluyendo a graffiteros y artistas plásticos, para que estampen en un lienzo sus dibujos, mensajes y reivindicaciones sobre el cambio climático y la repercusión que tiene sobre la vida de las personas más pobres del planeta.

Con esta acción de calle los cántabros también podrán comprometerse personalmente a reducir su consumo de energía y sus emisiones contaminantes y pedir al Gobierno una actuación urgente contra el cambio climático, un problema "que agrava la pobreza y el sufrimiento de millones de personas entre las más pobres del mundo", según la ONG.

Dos de los lienzos que se pinten en Santander, de 1,80 por 1,20 metros, se sumarán a los recogidos en las otras 44 ciudades españolas donde también se va a celebrar esta actividad. Las obras, unidas a las de otros 30 países de todo el mundo, se presentarán en la Cumbre que la ONU sobre Cambio Climático (UNFCCC), que tendrá lugar en Poznan (Polonia) del 1 al 12 de diciembre.

Intermón Oxfam exige al Gobierno que presione en las negociaciones internacionales para que las necesidades de las personas más pobres del mundo tengan prioridad en los acuerdos sobre cambio climático. También pide que España reduzca sus emisiones contaminantes "urgente y drásticamente" con el fin de que dejen de crecer en los próximos siete años y caigan en 2050 al menos un 80 por ciento respecto a los niveles de 1990. Intermón solicita al Gobierno que facilite los fondos necesarios para que los más pobres puedan adaptarse al cambio climático "sin alterar los compromisos de ayuda al desarrollo".

"¿QUIÉN SE ESTÁ CARGANDO EL CLIMA?"

Intermón Oxfam señaló que son los países pobres los están sufriendo "injustamente" las consecuencias del cambio climático causado por los países ricos. Millones de personas soportan sobre sus espaldas el peso de una supervivencia al límite, agravada por los efectos del calentamiento global, que se traduce en pérdida de productividad agrícola, sequías, inundaciones, extensión de enfermedades, huracanes, destrucción de medios de vida y mayores problemas para acceder al agua. Intermón Oxfam apuesta por aliviarles de ese "peso" con políticas y medidas lideradas por los países desarrollados, los principales causantes del calentamiento global

La responsabilidad de las emisiones es clara, según la organización: la emisión de CO2 en 2005 de un ciudadano medio en EE.UU. fue de 20,14 toneladas, en el Reino Unido de 9,55 toneladas y en España de 9,60 toneladas. La injusticia se hace patente porque en Etiopía, donde sufren intensamente las consecuencias del cambio climático en forma de sequías cada vez más severas y frecuentes, la emisión per cápita anual es de 0,06 toneladas de dióxido de carbono. Bangladesh, un país donde millones de personas se ven afectadas por las inundaciones y la subida del nivel del mar, emite sólo 0,28 toneladas de CO2 per capita.

La situación está llegando a unos "límites alarmantes", según Intermón Oxfam. El consenso científico estima que existe un grave riesgo de que la temperatura de la tierra supere los dos grados. Si finalmente se supera, entre 49 y 60 millones más de personas estarán expuestas a la malaria en África, por encima de los 450 millones de personas que ya están en riesgo. Además, 4.000 millones de personas sufrirán los efectos de la escasez de agua.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que el cambio climático causa más de 160.000 muertes al año por enfermedades y sólo en África pueden morir 185 millones de personas en los próximos años a causa de la diarrea o la malaria, directamente atribuibles al calentamiento global.

La sequía afectará también al rendimiento de las cosechas de las zonas rurales pobres. Por otra parte, si aumenta la temperatura de los océanos, la subida del nivel del mar pondrá en riesgo la vida de 300 millones de personas al final de este siglo. A esto se une que el 99 por ciento de los glaciares se está retirando como resultado del cambio climático, algo preocupante porque una de cada seis personas en todo el mundo depende de los glaciares para tener agua.

Intermón Oxfam considera que aún se está a tiempo de evitar que estos sobrecogedores datos se conviertan en realidad si los países desarrollados actúan de manera urgente y cada ciudadano, en su vida cotidiana, aporta su pequeño granito de arena en la lucha contra el cambio climático.

Cantabria sostenible ofrecido por
Cantabria Sostenible
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies