Martín visita el jueves las obras del vertedero de Carceña en Castañeda

 

Martín visita el jueves las obras del vertedero de Carceña en Castañeda

Actualizado 29/09/2010 16:08:34 CET

SANTANDER, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Medio Ambiente, Francisco Martín, visitará este jueves, a partir de las 12.00 horas, el estado de las obras del futuro vertedero del Monte Carceña. El consejero estará acompañado por el alcalde de Castañeda, Miguel Ángel López, y la teniente alcalde de Piélagos, Eva Arranz.

El Vertedero de Residuos no Peligrosos de Castañeda sustituirá al actualmente ubicado en El Mazo (Piélagos), como centro de referencia regional para la gestión de los residuos industriales no peligrosos.

Se trata de un proyecto promovido por la empresa Integraciones Ambientales de Cantabria (IACAN), una sociedad de capital mixto formada por la empresa pública MARE, dependiente de la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria, y la empresa FCC-Ámbito.

Ubicado en Monte Carceña, el Vertedero de Residuos no Peligrosos de Castañeda contará con una superficie total de unas 50 hectáreas y una capacidad total estimada en 7.500.000 metros cúbicos, siendo su vida útil entre 20 y 25 años.

La explotación del vertedero se dividirá en varias fases, que proporcionarán un volumen útil capaz de albergar los residuos que se produzcan entre cuatro y cinco años de explotación. A su vez, cada fase estará formada por distintos niveles de llenado de los dos vasos de vertido existentes, hasta alcanzar cada uno de ellos la cota de más de 165 metros.

Cada nivel estará asociado a una berma intermedia, es decir, un escalón que se construye en los taludes largos y de mucha pendiente para dar estabilidad al terreno, que estará situada sobre el terreno natural, así como una berma final en el perfil exterior definitivo. Además, se realizarán trabajos de impermeabilización de las nuevas conectadas a la ya existente, para asegurar la continuidad de la impermeabilización.

El vertedero acogerá, a su vez, una plataforma destinada a albergar los edificios de explotación, como las oficinas o talleres, y otra donde se construirán las balsas de recogida y gestión de los lixiviados o líquidos que se generen en la instalación o que penetren a través de los residuos depositados, y que sean emitidos o estén contenidos en un depósito controlado.

Durante la construcción del vertedero, con la doble finalidad de estabilizar los taludes y las laderas circundantes, e integrar el vertedero en su entorno, se llevarán a cabo en su perímetro plantaciones con especies autóctonas.

Asimismo, una vez terminada su vida útil, se procederá a la impermeabilización del vertedero y a la restauración fisiográfica y ecológica de su superficie.

Se trata de un completo proceso de control que garantiza la máxima seguridad y protección ambiental del vertedero y su entorno gracias a la aplicación de las mejores tecnologías, cuando los residuos ya no son aprovechables.

Cantabria sostenible ofrecido por
Cantabria Sostenible
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies