La población cántabra del Parque de Picos de Europa ha descendido un 4,9% en quince años

Actualizado 16/06/2008 12:25:51 CET

SANTANDER, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

La población total de los municipios cántabros que forman el Parque Nacional de los Picos de Europa es de 2.379 habitantes, lo que supone un descenso del 4,9 por ciento desde 1991, según los datos del 'Primer informe de situación de la Red de Parques Nacionales' de 2007 del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino recogidos por Europa Press.

En concreto, la población de Cillorigo de Liébana en 2006 era de 1.215 personas, un 10 por ciento más que en 1991, recuperando la tendencia bajista que llegó a situarla en 1.085 habitantes en 2001.

Por el contrario, la población de Camaleño era de 1.088 personas, lo que supone un descenso del 12,3 por ciento especto a 1991, cuando había 1.241 habitantes, que se redujeron en 2001 a 1.096. También ha disminuido la población de Treviso, que en 2006 contaba con 76 habitantes, un 2,6 por ciento menos que en 1991, pero que también tuvo su crisis en 2001 cuando únicamente había 59 habitantes.

El Parque Nacional de los Picos de Europa se extiende en el ámbito territorial de diez términos municipales: además de los tres cántabros, Cangas de Onís, Onís, Cabrales, Amieva y Peñamellera Baja, en Asturias; y Oseja de Sajambre y Posada de Valdeón, en Castilla y León.

La densidad de población del parque es de 12,2, cuando en la Red de Parques Naciones es de 90,4, por encima de la media nacional de 88,4, y el 30 por ciento de ella tiene más de 65 años, el doble que en el resto de la red.

En cuanto a las actividades económicas de la población cántabra del parque, hasta hace pocos años lo tradicional en todos los municipios de los Picos de Europa era vivir de la agricultura y la ganadería con una marcada vocación minitrashumante y estacional. El clima singular del que gozan estos municipios favorece una fructífera agricultura, en la que destaca el cultivo de la vid, materia prima del orujo de Liébana.

Según el Gobierno de Cantabria, el turismo se ha convertido ahora en el principal motor económico de esta zona, en especial de Cillorigo de Liébana y Camaleño, este último con el teleférico de Fuente Dé como mayor reclamo.

Sin embargo, Cillorigo de Liébana y Camaleño se han dedicado tradicionalmente a la agricultura y la ganadería, actividades que no han perdido su toda su fuerza. En Camaleño destacan los cultivos de patatas, legumbres y vid, en Cillorigo la vid, destinada a la producción de orujo, es la protagonista.

La actividad económica principal de Tresviso sigue siendo la ganadería de montaña, tanto de vacuno como de ovino y caprino, que sirve de base para la fabricación del queso picón de Tresviso. El menor desarrollo del turismo en este municipio se debe a su elevada altitud y difícil comunicación.

La industria es mínima en estas tierras, solamente existen un par de industrias orujeras y alguna pequeña quesería.

Cantabria sostenible ofrecido por
Cantabria Sostenible
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies