PROVOCA y Bosques de Cantabria reunieron a 54 personas en Ramales para rehabilitar la ribera del río Asón

 

PROVOCA y Bosques de Cantabria reunieron a 54 personas en Ramales para rehabilitar la ribera del río Asón

Voluntarios ambientales, PROVOCA
GOBCANTABRIA
Actualizado 23/04/2013 19:39:56 CET

Esta actividad es la segunda que se realiza en este municipio

SANTANDER, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un total de 54 voluntarios ambientales volvieron a reunirse este fin de semana en Ramales de la Victoria, convocados por la Asociación Cultural Bosques de Cantabria, para continuar la restauración ambiental de la ribera del río Asón, en una nueva actividad del Programa de Voluntariado y Educación Ambiental de la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria, PROVOCA.

La actividad consistió en la reforestación de la ribera de este río en el mismo lugar donde la semana anterior se había procedido a la eliminación de la planta invasora que cubría toda la orilla, el bambú japonés (Fallopia japonica), una de las plantas invasoras más peligrosas y dañinas para los ecosistemas ribereños de la cornisa cantábrica.

A lo largo de la jornada se plantaron 80 árboles autóctonos de especies propias de los bosques de ribera cantábricos (alisos, sauces, fresnos, avellanos, robles y laureles), procedentes del vivero forestal de Bosques de Cantabria. Además de los árboles, se plantaron 50 estaquillas de sauce ceniciento y sauce blanco, recogidas en la misma cuenca fluvial.

De esta manera, la zona quedó repoblada con 130 nuevos árboles autóctonos que, con su crecimiento, contribuirán a proteger la orilla de la erosión, a regular el caudal del río, a dar refugio a la fauna autóctona y, sobre todo, a frenar la expansión del bambú japonés.

La actuación de los voluntarios se completó con la eliminación de esta planta invasora en otro tramo del río situado aguas arriba, esta vez en junto al cauce del Gándara. Allí se arrancaron todos los ejemplares de bambú japonés existentes en el foco detectado, de unos 150 metros cuadrados de superficie.

Al igual que la jornada anterior, los restos vegetales arrancados, fueron acumulando en varias decenas de bolsas de plástico perfectamente cerradas, que el Ayuntamiento de Ramales de la Victoria, se encargó de recoger para proceder a la quema controlada de este residuo, cumpliendo, de esta manera, lo establecido en el protocolo establecido por el Gobierno de Cantabria para la eliminación de esta peligrosa planta invasora.

Cantabria sostenible ofrecido por
Cantabria Sostenible
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies