El proyecto Cicero-Colindres de la Autovía del Agua no requiere procedimiento de evaluación de impacto ambiental

Marismas, Montehano
EUROPA PRESS
Actualizado 17/12/2013 22:40:49 CET

SANTANDER, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Secretaría de Estado de Medio Ambiente ha publicado una resolución en la que establece que no será necesaria la tramitación del procedimiento de evaluación de impacto ambiental para el tramo Cicero-Colindres de la Autovía del Agua porque no es previsible que produzca "impactos adversos significativos" cumpliendo los requisitos ambientales contenidos en la resolución.

El proyecto cruza espacios pertenecientes a la Red Natura 2000, concretamente, la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) Marismas de Santoña y Noja a lo largo de 6.321 metros; y el Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) Marismas de Santoña, Victoria y Joyel en una longitud total de 983 metros.

Además, la conducción atraviesa 6.321 metros dentro del Parque Natural Marismas de Santoña, Victoria y Joyel. El canal y su entorno más inmediato contienen hábitats naturales de interés comunitario como bancos de arena cubiertos permanentemente por agua marina, poco profunda, llanos fangosos o arenosos que no están cubiertos de agua cuando hay marea baja y pastizales.

El promotor, Aguas de las Cuencas de España (ACUAES), se decanta por la alternativa de trazado que cumple con la recomendación de la Dirección General de Montes y Conservación de la Naturaleza de cruzar por el puente antiguo de Treto sobre la ría del mismo nombre, y que consiste en la instalación de una tubería de 7.952 metros de longitud, en tres tipos de zanjas.

Para evitar afecciones a las Marismas de Santoña se prevén cruces mediante perforación horizontal, trazado junto a infraestructuras ya existentes, evitar la contaminación de los cauces, llevar a cabo una restauración ambiental, etcétera.

El promotor ha incorporado las sugerencias que realizó el órgano gestor del Parque Natural de Las Marismas de Santoña y remitirá el proyecto constructivo de la alternativa seleccionada a la Dirección General de Montes y Conservación de la Naturaleza del Gobierno de Cantabria para su valoración y emisión del correspondiente informe o autorización.

Para evitar generar afecciones a los hábitats naturales de interés comunitario que alberga el Canal de Hano, se atravesará dicho canal subterráneamente. Y para no provocar que sean afectados los hábitats existentes en la marisma de Cicero se jalonará la superficie, estableciéndose medidas de control de la maquinaria, y se colocarán barreras de retención de sedimentos. En el caso de la ría de Treto, no se prevén afecciones significativas sobre los hábitats naturales (bancos de arena y estuarios).

Por lo que se refiere a la incidencia del proyecto sobre cauces incluidos en la Demarcación del Cantábrico, según la Secretaría de Estado es mínima, ya que únicamente se atraviesa a un pequeño arroyo del Paraje Mieres de Hoyos que desemboca en la Ría de Limpias, que se cruzará aprovechando el camino existente. Igualmente, en la marisma sur de Colindres y ría de Limpias, el trazado de la conducción coincidirá con la traza de las infraestructuras existentes.

La mayor parte de la conducción discurre por zonas de prados, praderas y mosaicos de cultivos, así como sobre suelo urbano. Sólo en la parte final, en la aproximación al depósito de Colindres, es donde podría verse afectada la vegetación de ribera pero, dada la elevada capacidad de regeneración de la zona, la estructura se vería rápidamente integrada en el paisaje mediante la aplicación de las medidas correctoras oportunas como la revegetación, señala la Secretaría.

En el Canal de Hano, la marisma de Cicero y la ría de Treto existe un asentamiento importante de aves acuáticas y migratorias, como la espátula (Platalea leucorodia) y el zampullín común (Tachybaptus ruficollis), así como una rica diversidad de especies limícolas. Para evitar que la ejecución de las obras afecte negativamente a los procesos biológicos y a los hábitos de la avifauna, no se actuará en el periodo de nidificación.

Dada la naturaleza de las actuaciones, no se espera una destacable afección sobre el paisaje, aunque se llevarán a cabo medidas de integración paisajística del trazado.

Tampoco se prevén afecciones "de gran entidad" sobre el Convento de San Sebastián de Montehano, protegido como Bien de Interés Cultural.

Contra esta resolución, publicada en el Boletín Oficial del Estado, se podrá interponer recurso de reposición ante esta Secretaría de Estado, en el plazo de un mes, o recurso contencioso-administrativo ante la Audiencia Nacional en el plazo de dos meses.

Cantabria sostenible ofrecido por
Cantabria Sostenible
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies