Torrelavega quiere ser pionera en Cantabria en la implantación del quinto contenedor marrón

 

Torrelavega quiere ser pionera en Cantabria en la implantación del quinto contenedor marrón

Contenedores en Torrelavega
AYUNTAMIENTO
Publicado 29/03/2017 14:29:57CET

El equipo de gobierno propone la gestión pública del servicio de recogida de residuos e iniciará un debate social y político

TORRELAVEGA, 29 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Torrelavega ha propuesto al Gobierno de Cantabria ser el primer municipio de la comunidad en implantar el quinto contenedor marrón, específicamente orgánico, en el que se recogerían todos los residuos destinados a la generación de compost, es decir, residuos alimenticios y biodegradables, que no necesitan ser destruidos ni incinerados y son reciclados de forma natural.

La propuesta que el Consistorio torrelaveguense ha hecho llegar a la Consejería de Medio Ambiente "hace dos semanas", ha sido anunciada este miércoles por el concejal responsable del área, José Otto Oyarbide, que ha explicado que está motivada por varias razones: se trata de una directiva de la Unión Europa y es una cuestión beneficiosa para el medio ambiente, que puede suponer un ahorro para las arcas municipales, ha dicho.

Según ha explicado, actualmente la recogida de residuos le supone al Ayuntamiento de Torrelavega un coste de tres millones de euros al año, de los cuales 1,5 millones corresponden al coste en sí del servicio y la otra mitad corresponde al coste de la gestión de los residuos, vertido en el vertedero y tratamiento posterior; un coste, este último, que, estima, se abarataría.

Otras de las ventajas, que según Oyarbide conlleva la implantación del contenedor marrón en la ciudad -además de conseguir una recogida selectiva mejor si cabe que la actual- es que se reduciría el número de contenedores en la vía pública, porque se llevaría a cabo una reorganización de las ubicaciones con la creación de 'islas verdes' donde estén los cinco contenedores de forma más localizada y menos disgregada por la ciudad. "Los cinco contenedores de reciclaje selectivo pero en menos puntos de la ciudad", ha indicado.

Para llevar a cabo esta recolocación se iniciaría un estudio que determine las zonas estratégicas para crear esas 'islas verdes'. "No tiene por qué implicar que haya más contenedores sino que algunos de los verdes actuales pasen a ser marrones, con una recogida más diferenciada", ha explicado. En cualquier caso, ha asegurado que no se perderán plazas de aparcamiento.

INICIAR EL DEBATE

Para el edil, este es el momento de iniciar el debate sobre la recogida de residuos porque el próximo mes de diciembre finaliza el contrato de la empresa que actualmente está prestando este servicio.

"Entendemos que es el momento de empezar a definir el futuro de la implantación de este quinto contenedor, y que Torrelavega sea pionera en esta materia, primero iniciando una experiencia piloto en una zona de Torrelavega, para posteriormente ir implantándolo de forma progresiva en toda la ciudad, y tenerlo plenamente implementado en 2020", ha señalado.

En este sentido, además de abordar la implantación del quinto contenedor marrón, el edil ha anunciado que el equipo de gobierno va a iniciar el debate con el resto de fuerzas políticas del Ayuntamiento de Torrelavega sobre el modelo de gestión del servicio de recogida de residuos.

"Entendemos que el modelo de gestión de este servicio tiene que ser público y gestionado de forma directa por el Ayuntamiento de Torrelavega", ha manifestado Oyarbide, fijando así la postura del equipo de gobierno en el debate que iniciará con el resto de fuerzas políticos en los próximos meses sobre esta cuestión, un tema que según ha indicado, se tratará en las mesas de trabajo que desde este momento se van a crear con el resto de grupos de la oposición.

El edil ha remarcado que, si bien esas decisiones se tomarán en los próximos seis meses, "también queremos que las cuestiones referidas a la mejora del servicio sean una decisión de la ciudad y llevaremos a cabo un proceso de participación ciudadana, llamando a los colectivos vecinales, comerciantes, hosteleros, para definir la gestión de residuos".

Oyarbide se ha mostrado convencido de que "la posibilidad de un modelo de gestión directa municipal será una decisión de mayoría absoluta muy amplia dentro de la Corporación", pero ha recordado que también dependerá de las cuestiones jurídicas y legales de la legislación actual, por lo que "no podemos descartar que el modelo de gestión siga siendo de forma indirecta".

En cuanto a los plazos, ha explicado que "la decisión estará tomada antes del último trimestre de 2017 para que desde principios de 2018 podamos empezar a trabajar en esas dos vertientes; en el modelo de gestión y en la gestión de esa recogida selectiva con la implantación del quinto contenedor".

Además, se plantearán otras cuatro cuestiones para mejorar el servicio: la recogida puerta a puerta de vidrio y aceite a los hosteleros; mejorar la recogida de los enseres voluminosos incorporando con total garantía la recogida doméstica de los electrodomésticos de todo tipo, frigoríficos, neveras, televisores equipos de música, equipos informáticos, etc.; y la creación de puntos limpios móviles en los que recoger todo tipo de residuos, que ha planteado algún colectivo en los últimos meses.

Por último, preguntado por los periodistas sobre la posibilidad del soterramiento de los contenedores, el edil ha explicado que un informe del Ministerio de Medio Ambiente lo desaconseja porque puede generar malos olores, se generaría mucho tráfico porque se prolongaría el tiempo que dura la recogida de los contenedores por parte de los camiones de basura, y supone un sobrecoste, tanto por las obras a ejecutar como por la recogida en sí.

Cantabria sostenible ofrecido por
Cantabria Sostenible
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies