Tres detenidos por pescar ilegalmente en el río Asón

El salmón pescado ilegalmente
GUARDIA CIVIL
Publicado 08/07/2015 9:33:48CET

El Seprona de Ramales de la Victoria imputa el primer delito medioambiental tras la reforma del Código Penal

SANTANDER, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Ramales de la Victoria ha detenido a tres personas, residentes en esta localidad, por pescar de forma ilegal en el río Asón. Habían capturado con arpones un salmón de cinco kilos de peso.

Es la primera vez que el Seprona de Ramales de la Victoria imputa un delito de carácter ecológico a los autores de estas prácticas ilegales desde que entró en vigor, el 1 de julio, la reforma del Código Penal, en la que se recogen nuevas agravantes en los casos especialmente lesivos para el medio ambiente o generadores de un peligro elevado.

Según ha informado la Guardia Civil en un comunicado, los hechos tuvieron lugar el viernes 3 de julio, alrededor de las 20.30 horas, cuando los componentes del Seprona de Ramales de la Victoria, realizaban un servicio de vigilancia en el río Asón en prevención de la pesca ilegal.

Los agentes observaron a un grupo de tres personas en el margen derecho del río que se disponían a abandonar el lugar apresuradamente, dirigiéndose a un vehículo. En ese momento se aproximaron a los pescadores, los identificaron y registraron el vehículo, propiedad de uno de ellos.

En el maletero, envuelto en una camiseta, apareció un salmón de cinco kilos que presenta varios orificios en su cuerpo, que podrían coincidir con los originados en su captura por los arpones de cuatro y seis dientes que los guardias encontraron ocultos en el tapizado del maletero y debajo del asiento del conductor.

Los pescadores identificados con las iniciales A.T.G., M.A.R.M. y J.M.R.C., de edades comprendidas entre los 31 y 47 años de edad, residentes en Ramales de la Victoria, reconocieron haber cometido conjuntamente los delitos contra la fauna que se les imputa: presuntos autores de pescar una especie cuya captura no estaba autorizada y realizar dichas conductas en grupo de tres personas y utilizando artes o medios prohibidos.

El Seprona de Ramales entregó el salmón al técnico auxiliar del Medio Natural del Gobierno de Cantabria para su traslado y estudio al Centro Ictiológico de Arredondo.

Cantabria sostenible ofrecido por
Cantabria Sostenible
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies