Budapest Festival Orchestra presenta la Tercera Sinfonía de Mahler en el FIS

Budapest Festival Orchestra
FIS
Publicado 21/08/2016 13:34:20CET

Abordarán mañana la monumental obra del compositor austria cojunto al Orfeón Donostiarra

SANTANDER, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Festival Internacional de Santander presenta este lunes, 22 de agosto, el primer gran concierto sinfónico-coral de la semana con el premiado compositor y director de orquesta húngaro Iván Fischer, que dirigirá a la Budapest Festival Orchestra, formación de la que es titular, y al Orfeón Donostiarra junto a su coro infantil.

Interpretarán la Tercera Sinfonía de Mahler, considerada como la sinfonía más grande de todos los tiempos. La cita cuenta con el apoyo de la Fundación Banco Santander y comenzará a las 20:30 horas en la Sala Argenta del Palacio de Festivales de Cantabria.

La formación húngara llega a Santander tras la actuación que este domingo protagonizará en la Quincena Musical de San Sebastián, un cita en la que abordará el mismo programa, y que supone la primera colaboración entre la orquesta y el Orfeón Donostiarra.

Budapest Festival Orchestra está considera como una de las diez mejores orquestas del mundo y su figura clave es su director musical Iván Fischer, uno de sus padres fundadores, que además dirige habitualmente a las mejores formaciones, como Concertgebouw o Filarmónica de Berlín.

La emoción, el temperamento, la riqueza de colores y la creatividad son, según Fischer, las señas de identidad de la formación, que cuenta con solistas de muy alta calidad.

El maestro húngaro ha recibido el Golden Metal Award y el Crystal Award del World Economic Forum por sus servicios en la promoción cultural internacional. En 2006 recibió el KossuthPrize, el premio húngaro más prestigioso, y en 2011 obtuvo el Royal Philharmonic Society MusicAward, el Hungary's Prima Primissima Prize y el Dutch Ovatie Prize.

Estrenada en el año 1902, la Tercera de Mahler es la más larga de las diez que escribió el compositor austríaco. Sin duda, es una de sus obras fundamentales, una de las obras cumbres del repertorio sinfónico, a pesar de que no fue bien aceptada por el público en tiempos de Mahler. Hoy en día se interpreta en los mejores escenarios del mundo, aunque no habitualmente dadas las dificultades para su ejecución.

Fue escrita por el genial autor para alabar la creación. Compuesta por seis movimientos, cada uno de ellos reflexiona sobre algún aspecto de nuestra existencia: las fuerzas telúricas, la naturaleza, los animales, el nacimiento del hombre, los ángeles y el amor. Es una obra de gran envergadura que requiere la figura de un contralto. En esta ocasión, será la intérprete alemana Gerhild Romberger.

Fischer considera que una de las claves para interpretar esta obra es la honestidad, ya que no hay espacio para artificios. "Todos los sentimientos, los estados de ánimo y los contrastes dramáticos deben ser inmediatos y honestos", señala.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies