Un cántabro opta a ganar el premio al mejor queso del mundo en el World Cheese Awards'2014

Ganadería Sopeña
Foto: GOBIERNO
Actualizado 24/08/2014 19:32:06 CET

Gabriel Gómez, de Sopeña, concurre con un queso experimental, de oveja y cabra, que desarrolla una textura y sabor sin equivalente en el mercado

   SANTANDER, 23 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Un queso de Cantabria optará este año en el World Cheese Awards, Birmingham, a ser nominado como el mejor queso del mundo.

   Se trata de un producto completamente novedoso con el que Gabriel Gómez, propietario de Quesos Gomber (Sopeña de Cabuérniga), ha logrado maridar en una textura y proporción inusual la leche de cabra y oveja, de forma que el resultado final, totalmente experimental, no tiene actualmente su equivalente en el mercado.

   Gómez ha hecho pública su nueva creación en el transcurso de la visita que la consejera de Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural, Blanca Martínez, ha girado esta semana a Quesos Gomber para conocer las últimas inversiones ejecutadas en las instalaciones con el apoyo de la Administración regional. En total, 10.000 euros que contribuyeron a la colocación de una cámara de maduración de queso, así como de una sala para almacén, limpieza y etiquetado, informa el Gobierno.

   Este quesero inició su particular cosecha de premios en 1991 con la medalla de oro en Expoláctea. Recientemente, en 2010, y con un queso de oveja, obtenía la medalla de bronce en el World Cheese Awards, calificación que mejoró sensiblemente al año siguiente en el mismo certamen, al alzarse con la medalla de plata con otro queso de oveja.

   Ya en 2013, logró diploma con la categoría 'Super Gold' gracias a un queso elaborado a base de leche de vaca, que hubo de competir con otros 2.740 quesos procedentes de 30 países diferentes.

   Para Martínez, reconocimientos como éstos, que se suman a las medallas obtenidas por otros productores hace apenas unas semanas en el Great Taste, "hacen justicia a la excelente materia prima que hay en esta tierra y a la profesionalidad de nuestros productores, que han situado a la industria agroalimentaria de esta región en el mapa europeo de la excelencia".

   "Estos premios demuestran que acertamos al apostar por el impulso de la industria agroalimentaria como nicho de empleo y riqueza en las áreas rurales. Es un excelente aliado para diversificar rentas", abundó la consejera.

   En la actualidad hay 36 proyectos industriales en curso, que comportan una inversión de 27 millones de euros, y se está, además, a punto de resolver la convocatoria de 2014, que Martínez esperar poder hacer pública "en unas semanas". La misma "acreditará cómo esta rama de actividad es una de las que goza de más músculo dentro del sector primario, gracias a una expectativa de crecimiento que dista aún mucho de exprimir todo su potencial".

   Al hilo de lo anterior, la titular de Ganadería ha abogado por optimizar dicho crecimiento. Y de ahí que, como ha resaltado, el Plan de Desarrollo Rural 2014-2020 "se vuelque con este tipo de iniciativas y el Gobierno haya diseñado incluso un instrumento complementario que permitirá inyectar 150 millones en pymes".

   Y si las ayudas directas "son básicas para crecer en producción", en unos casos, y "ganar competitividad gracias a procesos de modernización", en otros, "también debemos seguir avanzando en materia de comercialización, y para ello vamos a reforzar nuestra apuesta por los mercados de proximidad sin renunciar a los principales escaparates españoles", enfatizó la consejera. "Es clave insistir también en la diferenciación", concluyó Martínez, "para ganar visibilidad entre consumidores cada vez más exigentes.

   La responsable de Ganadería recordó que Cantabria acaba de "estrenar" la DO (Denominación de Origen) de la miel de Liébana, y confía en que "pronto" se sume a la "nómina de productos gourmet" la miel de Campoo Los Valles. Al tiempo, en la Consejería trabajan en la norma técnica para dotar de una CC (Calidad Controlada) a la corbata de Unquera, que ya está "muy avanzada".

QUESOS GOMBER

   Gabriel Gómez Berges, impulsor de la quesería Gomber en 1990, es depositario de una larga tradición familiar en la elaboración de quesos artesanos que se remonta hasta su bisabuela, quien además de mantequilla producía quesos elaborados con leche de vaca.

   Fue su madre quien inició la diversificación al incorporar la producción con leche de oveja, utilizándose también al día de hoy la leche de cabra.

   En la actualidad, con la etiqueta de esta quesería de Cabuérniga se comercializan quesos de leche de vaca, de oveja, de cabra y mezcla de cabra y oveja, que vienen a suponer una producción aproximada de 15.000 kilos anuales, el 80% de la cual lo constituye el queso curado de oveja.

   Para el abastecimiento de leche de oveja, además de la obtenida de su propio rebaño, Gabriel Gómez se sirve de la producida en Puentenansa por otro joven ganadero.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies