Santander se encomienda a la Virgen del Mar para que "interceda" por las familias que "lo están pasando mal"

Ignacio Diego e Íñigo de la Serna llevan al hombro a la Virgen del Mar
EUROPA PRESS
Actualizado 20/05/2013 14:57:13 CET

De la Serna y Diego participan en la procesión de la Virgen a la ermita

SANTANDER, 20 May. (EUROPA PRESS) -

Santander se ha encomendado este lunes a su patrona, la Virgen del Mar, para que "acompañe" a los ciudadanos que "lo están pasando mal" en los "momentos especialmente difíciles" que se están atravesando en la actualidad e "interceda" por ellos.

Así, al menos, lo ha pedido el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, en declaraciones realizadas a los medios de comunicación antes de participar en la procesión de la Virgen del Mar, que ha partido de la parroquia de San Román, rumbo a la ermita que lleva su nombre.

De la Serna ha apuntado que ya en el pasado la Virgen del Mar intercedió por la ciudad y por los santanderinos en "momentos difíciles", como la epidemia de peste que, de forma "muy grave", asoló la capital cántabra en 1596 y también en una sequía "muy importante" a mediados del siglo XIX, ayudando en ambos casos en su solución.

Aunque el alcalde ha señalado que los momentos actuales no son "tan dramáticos" como la epidemia y la sequía a las que se ha referido, sí ha reconocido la dificultad de la actual situación y ha considerado que es un "buen momento" para volver a "rogarle" a la Virgen que interceda por los que lo pasan mal.

Así, De la Serna también ha animado a los fieles que han participado en la procesión y, que lo harán a lo largo del día, en la posterior celebración en la Virgen del Mar a que "dirijan" sus oraciones a las familias que están atravesando esas dificultades.

El regidor santanderino ha resaltado que la Virgen del Mar es "muy querida" por los ciudadanos de la capital y ha agradecido al Gobierno de Cantabria que haya permitido, al declarar Santiago (25 de julio) fiesta regional, que la de este lunes pueda ser una fiesta local, como la de los Santos Mártires (30 de agosto).

De la Serna ha realizado un repaso por la historia de la talla de la Virgen del Mar, que, según ha recordado, apareció flotando en el mar en unas tablas cerca de la costa a finales del siglo XIII o en los inicios del XIV procedente de un barco que se había hundido y para la, poco después, en el 1400 se construyó una ermita.

La misa que ha comenzado a las 12.00 horas en la ermita a cargo del Obispo, incluye también la renovación del Voto de la Corporación Municipal y el Cabildo Catedralicio, del que ya se habla en 1467 y que está documentado por escrito desde mediados del XVI.

Además, y siguiendo la tradición que desde entonces hay de que el Ayuntamiento diera de comer el día del Voto a sus ciudadanos, este lues, a partir de las 14.00 horas, se celebrará una comida de hermandad que será ofrecida por el Ayuntamiento a los romeros que acudan hasta la campa de la ermita, donde se servirán 2.000 raciones de patatas con carne.

Por otra parte, De la Serna ha agradecido a la Hermandad de la Virgen del Mar su "esfuerzo" que realiza en esta fiesta.

El presidente de Cantabria, Ignacio Diego, también ha acudido a la celebración y, junto con De la Serna, ha portado a hombros la talla de la Virgen del Mar, que ha ido en procesión hasta la ermita que lleva su nombre.

Además, han estado presentes en esta celebración diversos miembros de la Corporación santanderina, como los concejales Antonio Gómez o Carmen Ruiz, entre otros, además del exedil Santiago Recio.