Marcano dice que los controladores "han causado mucho mal y deben pagar las consecuencias"

López Marcano, consejero Turismo Cantabria
EP
Actualizado 11/12/2010 12:20:22 CET

El consejero de Turismo de Cantabria subraya que deben asumir las consecuencias "y nadie se las debe perdonar"

SANTANDER, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Turismo del Gobierno de Cantabria, Francisco Javier López Marcano, considera que los controladores aéreos que la pasada semana abandonaron sus puestos de trabajo obligando con ello a cerrar el espacio aéreo "han causado mucho mal y deben pagar las consecuencias".

En su blog, el máximo responsable de la gestión turística en Cantabria destaca que "nadie está al margen" de la Ley y señala que por ello, quienes iniciaron "una acción irresponsable y desproporcionada", deben ahora asumir las consecuencias que se generen, civiles, penales o económicas, "y nadie se las debe perdonar".

En sus reflexiones, recogidas por Europa Press, el consejero tacha de "egoísta, insolidaria, insolente, arrogante, y provocadora" la actitud de los controladores, que "saben y sabían desde siempre, el daño que pueden causar, no sólo a las personas directamente afectadas por no poder volar hacia sus destinos elegidos, sino también por otras muchas más personas y sectores que han sufrido en sus carnes y en sus bolsillos las consecuencias de su decisión".

Considera por ello que "no existe razón alguna que puedan tener para, sabiendo las consecuencias de su acción, haber tomado la medida que han tomado" y subraya que cuando alguien desea reivindicar alguna cosa, "puede y debe hacerlo", pero "debe medir muy cuidadosamente las consecuencias de las acciones que emprende, y tratándose de un sector de actividad como el de estos señores, las consecuencias son muy graves, irreparables e irrecuperables", añade.

Además, el consejero cántabro resalta en su blog que "cuando estamos pasando unos momentos tan sumamente difíciles, hasta el punto de que existen muchos miles de personas que no tienen ningún ingreso, muchos cientos que están perdiendo sus casas y su cobijo, el ver que estos señores, acomodados y con trabajo seguro, toman esta actitud, no puede por menos que llenarnos a todos de indignación, rechazo y repulsión. Su egoísmo no puede ser aceptado por nadie", apostilla

ESTRÉS

En otra parte de sus reflexiones, López Marcano se refiere a la "aptitud" de estos profesionales y a su alegato de que su trabajo es estresante, que requiere la máxima concentración y que el trabajar las horas que trabajan "les lleva a estados de ansiedad que no pueden soportar".

Se pregunta al respecto si los trabajos "del resto de los mortales no son estresantes", y no requieren concentración y hacer bien las cosas y concluye que se supone que los controladores aéreos deben tener "unas aptitudes para su trabajo que deben cumplir, y entre ellas está la de saber sobrellevar la tensión y el esfuerzo que requiere su labor".

Afirma acto seguido que "si su trabajo les causa ansiedad y estrés, sencillamente no valen para desarrollarlo y por tanto no deberían estar ocupando esos puestos de trabajo. Así de sencillo y fácil, si no valen para ello, déjenlo y trabajen en otra cosa. Seguro que hay mucha otra gente tan preparada como ustedes y deseando realizar su trabajo", apunta.

Por último, el consejero de Turismo alude al concepto de responsabilidad y subraya que los que no cumplen sus obligaciones y actúan irresponsablemente, deben asumir las consecuencias que se deriven, "y hacerse cargos de todos los males que puedan causar".

Para finalizar, López Marcano traslada un mensaje a los controladores aéreos: "que deben recordar tan sólo que mañana serán aquello en lo que se hayan convertido, y de momento, parece que ustedes se han convertido en un colectivo no muy agradable para los ciudadanos", indica.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies