Un nuevo decreto clasifica los alojamientos rurales en Palacios y Casonas, Posadas, y Viviendas Rurales

turismo rural
EP
Actualizado 11/12/2010 14:04:26 CET

Se pretende impulsar la modernización y mejora de los establecimientos de alojamiento turístico en el medio rural

SANTANDER, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los establecimientos de alojamiento turístico en el medio rural se clasificarán en Cantabria en tres categorías: Palacios y Casonas; Posadas; y Viviendas Rurales.

Se considerarán Palacios y Casonas de Cantabria aquellos establecimientos de alojamiento turístico en el medio rural que reúnan requisitos como ubicarse en inmuebles cuyo valor arquitectónico tradicional, histórico o cultural sea certificado por la Administración autonómica, a través del Servicio competente en materia de protección del Patrimonio Cultural de Cantabria.

Además, los Palacios y Casonas de Cantabria podrán utilizar la placa correspondiente a la categoría en la que queden incluidos conforme a la clasificación de los hoteles (tres, cuatro o cinco estrellas).

Así lo establece un nuevo Decreto que ha entrado oficialmente en vigor esta semanana, y que regula la clasificación de los establecimientos de alojamiento turístico en el medio rural en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Cantabria, así como su régimen de funcionamiento y de prestación de servicios.

En general, la clasificación de los establecimientos de alojamiento turístico en el medio rural se realizará teniendo en cuenta la calidad de sus instalaciones y de los servicios prestados, según señala el Decreto, consultado por Europa Press.

A efectos del Decreto, se entiende como medio rural aquél cuya base de subsistencia ha sido o es la agricultura, ganadería u otras actividades tradicionales, y cuyo hábitat poblacional es disperso o que, aún formando un núcleo urbano, su número de habitantes no supere los 1.250 habitantes.

La nueva regulación mantiene un sistema de clasificación de los establecimientos de alojamiento turístico en el medio rural que coincide en lo sustancial con el definido por las distintas Comunidades Autónomas a lo largo de las últimas décadas, lo que, según destaca el decreto, supone una garantía "de especial importancia" para sus clientes, al permitirles asociar una determinada clasificación con un nivel de calidad de instalaciones y servicios.

Por otro lado, se ha considerado oportuno regular de forma independiente, a través de dos normas reglamentarias, los establecimientos de alojamiento turístico en el medio rural y las empresas de turismo activo, ya que si bien ambas actividades se desarrollan en el mismo medio físico, su objeto y naturaleza son diversos.

Así, los establecimientos de alojamiento turístico en el medio rural se encuadran en la actividad de alojamiento turístico, mientras que las empresas de turismo activo lo hacen en la actividad de mediación turística.

MODERNIZACIÓN Y MEJORA

Según destaca el decreto, a través del nuevo marco normativo propuesto se pretende impulsar la modernización y mejora de los establecimientos de alojamiento turístico en el medio rural, con el fin de garantizar que su oferta de servicios sea "suficientemente sólida y diversificada" y consolidar así su "destacado papel" dentro del sector turístico de la Comunidad Autónoma de Cantabria.

Para ello, se ha optado por modificar el régimen de clasificación de los establecimientos de alojamiento turístico en el medio rural, con el fin de reducir el número de categorías existentes y clarificar los criterios delimitadores de cada una de ellas.

También se han introducido nuevos parámetros de gestión y control de la actividad, extraídos del Sistema de Calidad Turística Español, a través de los cuales se trata de garantizar la adecuación de las instalaciones e infraestructuras de los establecimientos y la calidad de sus servicios, y con ello de otorgar una adecuada protección a los intereses de sus clientes, en su condición de consumidores o usuarios de un servicio turístico.

A los efectos previstos en el Decreto, se considerarán empresas de alojamiento turístico en el medio rural las dedicadas de forma profesional a proporcionar a sus clientes, mediante precio, residencia o habitación en Palacios y Casonas de Cantabria, Posadas de Cantabria y Viviendas Rurales de Cantabria.

El decreto también establece que los establecimientos de alojamiento turístico en el medio rural deberán contar con plazas de aparcamiento o garaje en número equivalente al veinte por ciento del número total de unidades de alojamiento declaradas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies