Un total de 40 iglesias y monasterios de Cantabria abrirán sus puertas para visitas guiadas durante el verano

Monasterio de Santo Toribio de Liébana
EUROPA PRESS/CANTABRIA INFINITA
Actualizado 13/07/2012 15:14:41 CET

Cerca de 300.000 personas visitaron los templos en 2010, pero "muy pocos" eran de Cantabria

SANTANDER, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un total de 40 iglesias y monasterios del patrimonio religioso cultural de Cantabria abrirán sus puertas para acoger visitas guiadas durante el verano y mostrar a cántabros y turistas "los monumentos" con que cuenta la Diócesis de Santander.

El programa de visitas se llevará a cabo a través de un convenio firma entra la Diócesis, que pone a disposición su patrimonio, y la Consejería de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Cantabria, que aporta 120.000 euros.

El plan de apertura al público de este patrimonio religioso se ha presentado este viernes en rueda de prensa por el obispo de Santander, Vicente Jiménez Zamora; el delegado diocesano de Patrimonio Cultural, José María Ruiz; y el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Miguel Ángel Serna.

Los monumentos del Camino Costero, por donde pasan los peregrinos hacia Santiago de Compostela, serán los "protagonistas" de estas visitas guiadas, en las que se podrán ver los templos de Santa María, en Castro Urdiales; San Vicente de la Maza, en Guriezo; Santa María de la Asunción, en Liendo; Santa María, en Laredo; San Pedro y Santuario del Cristo, en Limpias; Santa María del Puerto, en Santoña; o Santos Julián y Basilisa, en Isla.

La iglesia de San Martín, en Ajo; Santa María, en Bareyo; la Catedral y la cripta del Santo Cristo, en Santander; la Colegiata de Santa Cruz, en Castañeda; la iglesia de la Asunción, en Torrelavega; el Museo Diocesano, en Santillana del Mar; Santa María de la Asunción, en Novales; San Martín, en Cigüenza; y Santa María de los Ángeles, en San Vicente de la Barquera, forman también parte de este recorrido "cultural, artístico y religioso" por la costa cantábrica.

Estos monumentos centran la apertura al público de este año con motivo de la celebración de la conmemoración de los 500 años de la concesión de la Bula Papal al Monasterio de Santo Toribio de Liébana, lugar de peregrinación cristiana junto a Roma, Santiago de Compostela y Jerusalén.

Por otro lado, se realizará la Ruta del Besaya, en la que se verán los templos de San Martín de Quevedo, en Bárcena de Pié de Concha; Santos Facundo y Primitivo, en Silió; San Román de Moroso, en Bostronizo; Santa María de Yermo, en Yermo; y el convento de Las Caldas, en Las Caldas de Besaya.

En la costa occidental y valles centrales se visitará la iglesia de la Asunción, en Miera; en la costa oriental y la zona del Asón se abrirán al público la iglesia de Santa Marina de Udalla y la de San Miguel, en Rozas de Soba.

RUTA DE LIÉBANA

También se ha programado una ruta de Liébana para ver la iglesia de Santa María de Lebeña, la iglesia de Santa María la Real en Piasca, y el monasterio y la capilla del Lignum Crucis en Santo Toribio de Liébana.

En Campóo y Valderredible se podrá visitar la colegiata de San Pedro, en Cervatos; la colegiata de San Martín, en San Martín de Elines; la iglesia de San Juan Bautista y La Loma, en Mata de Hoz; la iglesia parroquial de Reinosa; la iglesia de Santa María, en Retortillo y Bolmir; la ermita rupestre de Santa María de Valverde; las Henestrosas y los Hoyos; y el Santuario de Nuestra Señora de Montes Claros.

39 GUIAS Y VOLUNTARIOS

Las 40 iglesias y monasterios serán mostrados por un total de 39 guías, que no necesariamente serán profesionales, ya que la Diócesis de Santander quiere que los guías expliquen "desde sus vivencias y su pasión y que enseñen las iglesias a modo catequista", ha indicado Ruiz, que ha indicado que también habrá voluntarios de los pueblos para enseñar las iglesias.

El consejero ha destacado la "lista impresionante" de patrimonio cultural religioso con que cuenta Cantabria y, aunque ha asegurado que los cántabros son "conscientes de ello", ha dicho que no le dan "el valor que se merece".

300.000 VISITAS EN 2010

Algo que Ruiz ha reafirmado diciendo que, de las cerca de 300.000 personas que visitaron las iglesias y monasterios en 2010 --último año en que se abrieron al público en verano, no se ha hecho en 2011 por el "cambio de Gobierno"-- pero "muy pocos" fueron cántabros.

Por su parte, el obispo ha indicado que esta iniciativa es "una oportunidad" para que cántabros y turistas conozcan parte del patrimonio eclesiástico --en total, en Cantabria, hay unos 1.200 edificios--, y ha señalado que lo que se muestra es "de primera categoría".

Las personas que quieran visitar estos templos tendrán que pagar un euros, a modo de "donativo", aunque las familias tendrán descuento, pagarán dos euros por todos, y los grupos de más de diez personas abonarán 0.50 euros por persona.