Energías renovables y creatividad se unen en el carrusel-boya que completa la zona infantil de los Jardines de Pereda

El nuevo carrusel-boya de la zona infantil de la Jardines de Pereda
E.ON - FUNDACIÓN BOTÍN
Publicado 07/11/2014 18:08:29CET

La colaboración de E.ON, la Fundación Botín y el Ayuntamiento de Santander ha hecho posible esta zona de juegos

SANTANDER, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los juegos infantiles de los renovados Jardines de Pereda se han completado esta semana con la instalación del carrusel-boya, un juego creativo con el que se pretende acercar a los niños la importancia de las energías renovables, estimulando su imaginación y desarrollando su creatividad.

La colaboración de E.ON, la Fundación Botín y el Ayuntamiento de Santander ha hecho posible la construcción de este nuevo parque infantil de los Jardines de Pereda, un espacio renovado, único en España, e integrado dentro del proyecto del Centro Botín, cuyo diseño se ha inspirado en el paisaje marítimo de Cantabria y en la importancia del uso responsable de las energías renovables.

El coste total de los juegos infantiles ha sido de 592.000 euros, de los cuales 200.000 han sido aportados por E.ON y 392.000 por la Fundación Botín, dentro de la inversión total realizada en la remodelación de los Jardines que asciende a 15 millones de euros.

El carrusel-boya es un proyecto innovador, con capacidad para ocho niños de 3 a 12 años, que incorpora una réplica de una boya marina en el centro de la estructura y genera luz cuando los niños lo hacen girar con su impulso.

Los pequeños pueden comprobar, de una forma sencilla e intuitiva, cómo su movimiento puede llegar a transformarse en energía eléctrica. La parte superior del juego incluye cuatro pequeños paneles solares que aseguran la recarga de la batería.

El presidente de E.ON, Miguel Antoñanzas, se ha mostrado "muy satisfecho con la instalación del nuevo juego, que tan bien representa la estrategia de E.ON una energía mejor y más limpia, según la cual la empresa colabora con la sociedad fomentando comportamientos relacionados con la sostenibilidad y la eficiencia energética".

Por su parte, la director de la Fundación Botín, Iñigo Sáenz de Miera, ha señalado que "los juegos infantiles de los renovados Jardines de Pereda, realizados gracias a la colaboración de E.ON, refuerzan la apuesta de la Fundación Botín por el desarrollo de la creatividad y de la inteligencia emocional de los más pequeños por su componente innovador, educativo y lúdico".

Con piezas muy originales como la Ola, el Laberinto de algas, el campo de Esponjas o el Carrusel-boya, la zona infantil, situada en el lado sur de los renovados Jardines de Pereda, con una superficie de 800 metros cuadrados, ha sido diseñada en su conjunto por el estudio de ingeniería Playoffice con un planteamiento innovador que contribuye al desarrollo físico, emocional, cognitivo y social de los pequeños. La gerencia y dirección de ejecución de obra corresponde a Bovis.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies