Fernández destaca que la EDAR de la bahía se ha recuperado por "sólo" 1,7 millones y sin coste para la administración

Publicado 17/03/2015 14:59:43CET

SANTANDER, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Urbanismo, Javier Fernández, ha destacado que la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de San Román de La Llanilla se ha recuperado gracias a la gestión de la empresa pública MARE, que ha permitido que desde 2011 la UTE Ascán Degremont haya invertido "sólo" 1.700.000 euros en la renovación de la mayoría de los equipos y sin coste para la administración.

Según ha informado el Gobierno, Fernández se ha pronunciado así durante su visita este martes a las instalaciones de la EDAR que trata las aguas residuales de los municipios de Santander, Camargo, El Astillero, Villaescusa, Santa Cruz de Bezana y Piélagos, lo que equivale a una población de más de 250.000 habitantes.

"La EDAR estaba en malas condiciones y gracias a la gestión de MARE, que ha hecho que la empresa cumpla su contrato, se ha logrado mejorar la instalación con la inversión de solo 1.700.000 euros, sin que la Administración aporte un euro", ha explicado el consejero.

En esta línea, Fernández ha indicado que esta EDAR es "un ejemplo de cómo haciendo las cosas bien se pueden obtener resultados extraordinarios". Ha insistido en que lo que se ha hecho es una renovación de todo el proceso de la EDAR, "simplemente con exigir a las empresas gestoras que cumplan los contratos".

"Son instalaciones que cuestan muchísimo dinero y hay que gestionarlas con muchísimo mimo, con muchísimo cuidado, para prestar los mejores servicios a los ciudadanos", ha finalizado.

Durante la visita, el consejero ha estado acompañado por los alcaldes de Camargo, Diego Movellán; Bezana, Juan Carlos García, y Piélagos, Enrique Torre; la concejala de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Santander, María Tejerina; el director de MARE, Antonino Zabala, y representantes de la UTE Ascán Degremont

NO TIRAR TOALLITAS

Los visitantes de la EDAR de Santander, además de conocer de primera mano las instalaciones de saneamiento, han recibido datos sobre las características de las aguas residuales o instrucciones sobre cómo mejorar su mantenimiento.

Por ejemplo, los técnicos han recalcado que suelen ser los hogares, y no los vertidos industriales, los principales causantes de la contaminación que llega a las depuradoras, ya que se vierten en la red de saneamiento múltiples sustancias tóxicas y objetos que complican el tratamiento de las aguas.

Para evitarlo, se recomienda no tirar por los servicios toallitas húmedas, bastoncillos, aceites vegetales o para el coche, grasas alimentarias, lejía, amoníaco, medicamentos, pinturas, jabones, detergentes, pesticidas, insecticidas o cualquier tipo de tratamiento antical.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies