El Hospital de Laredo sensibilizará mañana a pacientes con enfermedades respiratorias crónicas a dejar de fumar

 

El Hospital de Laredo sensibilizará mañana a pacientes con enfermedades respiratorias crónicas a dejar de fumar

Fumador
CEDIDA
Publicado 09/04/2014 13:22:04CET

Junto con otros tres hospitales españoles, estrenará el 'Aula Respira' de SEPAR

SANTANDER, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Comarcal de Laredo es uno de los cuatro centros sanitarios españoles que acogen este jueves, 10 de abril, una jornada del 'Aula Respira' de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) en la que se sensibilizará a los pacientes con enfermedades respiratorias crónicas a abandonar el tabaco.

Junto al Hospital de Laredo, estrenarán esta jornada el Hospital Universitario Puerta de Hierro de Majadahonda, el Hospital Universitario de Gran Canaria y el Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria de Tenerife.

SEPAR ha desarrollado, con la colaboración de GlaxoSmithKline, el 'Aula Respira' con el título 'Preparados para dejar de fumar0 destinada a los pacientes con enfermedad respiratoria crónica y fumadores. La actividad se enmarca en las actividades del Año SEPAR 2014 dedicadas al Paciente Crónico y las Terapias Respiratorias Domiciliarias (TRD).

El Aula tiene como objetivo explicarles los efectos nocivos del tabaco en unos pulmones previamente enfermos, ayudarles a tomar la determinación de abandonar el tabaco y, finalmente orientarles en la mejor terapia de deshabituación, incluidos los tratamientos farmacológicos.

SEPAR ha indicado en un comunicado que la primera recomendación médica a un paciente diagnosticado de una enfermedad respiratoria, especialmente si es crónica, es abandonar el tabaco.

Sin embargo, un estudio llevado a cabo por el Programa Integrado de Investigación en Tabaquismo y el Área de Tabaquismo de la Sociedad revela que en el caso de la EPOC, una enfermedad crónica de alta prevalencia en España y estrechamente relacionada con el tabaquismo, casi un 20% de los afectados y ya diagnosticados sigue fumando, a pesar de conocer el riesgo que supone en cuanto a deterioro de su función pulmonar y de su calidad de vida.

En este punto, SEPAR ha destacado que la única medida terapéutica que es capaz de detener la progresión de la EPOC es el abandono del consumo del tabaco. Así, el mismo estudio revela, sin embargo, que del total de personas con EPOC fumadoras, 26.296 estarían dispuestas a abandonar el hábito. De los pacientes con voluntad de dejar de fumar 16.206 usarían tratamiento farmacológico.

"Estos datos nos obligan a los profesionales de las enfermedades respiratorias a reflexionar acerca de que debemos hacer un esfuerzo por transmitir a nuestros pacientes lo importante que es para ellos dejar de fumar, un esfuerzo que debe sobrepasar la consulta médica y buscar nuevas vías de comunicación para sensibilizar e implicar a los pacientes y a sus cuidadores, ya que es vital para frenar el desarrollo de su enfermedad y preservar su calidad de vida tanto como sea posible", ha explicado Eusebi Chiner, coordinador del Año SEPAR 2014 del Paciente Crónico y las Terapias Respiratorias Domiciliarias (TRD).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies