Declarado en ruina el número 6 de la calle Barcelona

Edificio calle Barcelona
AYUNTAMIENTO DE SANTANDER
Actualizado 08/09/2014 17:46:43 CET

SANTANDER, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Santander ha declarado en estado de ruina el número 6 de la calle Barcelona, un edificio deshabitado que data de principios del siglo XX, y cuyo derribo se ha ordenado que sea acometido, por parte de la propiedad del mismo, en un plazo de dos meses.

Así lo ha informado el concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz, quien ha precisado que el edificio, que ocupa la esquina de una manzana que da a las calles Andrés del Río y Barcelona, cuenta con una superficie construida total de 1.164 metros cuadrados, sobre una superficie de solar de 208 metros cuadrados.

Está compuesto por planta baja con tres locales comerciales y portal comunitario a la calle Barcelona con dos escaleras que dan servicio a 18 viviendas: 12 distribuidas en las tres plantas, cuatro viviendas en la planta de mansardas y dos viviendas en la planta bajo cubierta.

La estructura está formada por muros de carga perimetrales de mampostería en su primer nivel y de ladrillo en el resto de las alturas. Su parte interior está conformada por una estructura de pilares y vigas de madera donde se apoyan los forjados de viguetas del mismo material. La cubierta está formada por vigas, viguetillas y tillado de madera donde descansan las tejas cerámicas.

De acuerdo con los informes técnicos, las dos fachadas principales se encuentran en un estado deficiente, consecuencia de una absoluta falta de conservación. Los balcones presentan podredumbre en sus suelos y viguetas debido a la humedad a la que están sometidos y a la falta de mantenimiento. En el interior de las viviendas, existen profusión de grietas en tabiques y humedades en las fachadas y particiones.

Por todo ello, el Ayuntamiento ha declarado el estado de ruina y ha fijado en dos meses el plazo para que la propiedad inicie las obras de demolición, previa presentación ante los servicios técnicos municipales del correspondiente proyecto técnico de derribo, así como la identificación de la dirección técnica del trabajo. Posteriormente, la propiedad deberá encargarse también de limpiar y consolidar la finca y los cierres de la misma.

En un comunicado, Díaz ha señalado que desde el Ayuntamiento velan por la conservación y el mantenimiento en buen estado de los edificios de la ciudad, con ayudas y acciones encaminadas a favorecer su reparación, eliminando así los riesgos de inmuebles en estado ruinoso.

Al respecto, ha recordado que el Ayuntamiento ha duplicado este año la partida prevista para rehabilitación de fachadas e instalación de ascensores, incorporando 100.000 euros adicionales, de manera que, en total, se otorgarán 200.000 euros en subvenciones por estos dos conceptos.

Díaz ha precisado que ésta es una de las medidas incluidas en el Plan de Estímulo de la Actividad Económica y el Empleo para 2014 y ha remarcado que, entre los fines que busca el equipo de gobierno con la concesión de ayudas, se encuentran aumentar la calidad de vida de los vecinos y contribuir al mantenimiento y mejora de la ciudad consolidada.

En este sentido, ha destacado las ayudas para rehabilitación de fachadas de edificios catalogados, que se complementan con otras medidas impulsadas desde el Consistorio, entre ellas, los beneficios fiscales para comunidades de vecinos que quieran realizar este tipo de obras.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies