CANTABRIA.-UIMP.- Experta afirma que el sector privado será "clave" en el desarrollo sostenible si "rinde cuentas" a la sociedad

 

CANTABRIA.-UIMP.- Experta afirma que el sector privado será "clave" en el desarrollo sostenible si "rinde cuentas" a la sociedad

Leda Sttot
EUROPA PRESS
Publicado 08/09/2014 14:25:49CET

Pide que no se califiquen de "radicales" todas las críticas a las empresas porque "ayudan a debatir dónde es necesario cambiar"

SANTANDER, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

La experta en desarrollo sostenible Leda Stott ha afirmado este lunes en Santander que el sector privado será "clave" en el cumplimiento de los planes internacionales basados en los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) posteriores al año 2015, pero ha advertido de que para que lo consiga será "fundamental" que "rinda cuentas a la sociedad civil y "tenga en cuenta las consideraciones" de todos los actores involucrados.

Así, Stott, que es directora del Máster de Desarrollo Sostenible y Responsabilidad Corporativa que imparte la Escuela de Organización Industrial (EOI), ha defendido que las políticas de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) y Responsabilidad Social Empresarial (RSE) de las compañías "sean genuinas" porque "se ha criticado el carácter superficial de algunas de estas políticas".

Durante su intervención en el encuentro 'La Agenda de Desarrollo Post 2015 y el sector privado', que se celebra esta semana en los Cursos Avanzados de Verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), ha mostrado que parte de la sociedad critica las relaciones de las empresas con las agencias de la ONU y que el sector privado "ha secuestrado el desarrollo sostenible en beneficio propio".

De este modo, ha pedido no se califiquen de "radicales" estas críticas al papel que cumplen las empresas privadas en el fomento del desarrollo sostenible porque, a su juicio, "son importantes" y "ayudan a debatir dónde es necesario cambiar". En este sentido, ha reconocido que "si hay críticas a la empresa privada es porque algo no ha calado".

Igualmente, ha definido como "increíble" que "se perciba como nuevo que se hable de que no hay división 'norte-sur' y 'nosotros-ellos'" porque, ha añadido, "todos vivimos en un mundo interdependiente y todos estamos comprometidos con las generaciones futuras". "Es un compromiso irrenunciable", ha reivindicado.

EL SECTOR PRIVADO, "PARTE DE LA SOLUCIÓN Y NO DEL PROBLEMA"

Por ello, Stott ha lanzado la pregunta de si con la incorporación del sector privado supone el establecimiento de un "Nuevo Orden Mundial" por intereses económicos --'business case'-- o si con su ayuda "se puede combatir la pobreza y la desigualdad".

En este sentido, se ha mostrado a favor de la colaboración entre todos los agentes --entre ellos, empresas, sociedad civil y agencias de la ONU-- porque "los cambios nos afectan a todos".

"Las empresas privadas tienen que ser parte de la solución y no del problema porque generan innovación, aumentan el empleo, suponen la aparición de nuevos recursos y porque su reputación puede verse muy dañada si no colabora con el sistema de cooperación", ha manifestado.

PASO DE LA "MITIGACIÓN DE RIESGOS A LA CREACIÓN DE VALORES"

Stott también ha defendido que "muchas empresas han hecho un esfuerzo muy grande en el Pacto Mundial de la ONU (sobre la responsabilidad social de las empresas)", pero, sin embargo, ha afirmado que este pacto "no es vinculante, no se puede forzar a los agentes a que lo cumplan" y que conoce "muy pocos casos" en los que la RSC forme parte de la "actividad principal" de las compañías sin necesidad de tener departamentos 'ad hoc'.

A este respecto, ha asegurado que en las últimas décadas las políticas de RSC de las compañías han pasado de la "mitigación de los riesgos y lavados de imagen" a la búsqueda de nuevas oportunidades, a la "creación de valores y principios".

Al mismo tiempo, ha destacado que durante este periodo de tiempo se ha hecho énfasis en la "efectividad de las ayudas" y en la mayor "transparencia" del sector. Y también ha mencionado que han aparecido nuevos donantes, como los denominados países BRICS, en referencia a Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica.

Además, ha remarcado que las empresas privadas "han favorecido la creación de normas internacionales y coaliciones internacionales, que el mercado funcione mejor, han apoyado proyectos de desarrollo de pymes y la asistencia a grupos necesitados como las mujeres".

LOS PROBLEMAS QUE HABÍA QUE MEJORAR "SE HAN VISTO AGRAVADOS"

Sin embargo, pese a la evolución vivida en el desarrollo sostenible desde la década de 1980, Stott ha denunciado que el término tiene un aspecto negativo, como su empleo "ambiguo", y ha lamentado que sus pilares o problemas que había que mejorar --el desarrollo económico, la equidad social y la protección medioambiental-- "se han visto agravados".

"Con la globalización hemos visto la gravedad de la situación pese a tener también efectos positivos. Ha aumentado la desigualdad, (se ha agravado) el cambio climático y empezamos a ser conscientes de que los recursos del planeta son finitos", ha remarcado, al tiempo que ha apuntado que la sociedad civil "tiene un papel cada vez más importante" en el debate de estas cuestiones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies