'La Cruz Negra', la película más cara de la historia del cine polaco, se proyecta mañana en la Fundación Botín

Publicado 21/06/2016 17:41:10CET

SANTANDER, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

El ciclo cinematográfico 'Primera luz: la nueva ola polaca' sigue adelante este miércoles, 22 de junio, con la proyección de 'La cruz negra'. Considerada la primera gran película épica del cine polaco, esta cinta de Aleksander Ford es un fresco de batallas impresionantemente filmadas, luchas políticas intensas y una trágica historia de amor en tiempos medievales.

La proyección, en versión original con subtítulos en español, tendrá lugar este miércoles, día 22 de junio, a partir de las 20.00 horas, en el salón de actos de la Fundación Botín (C/Pedrueca, 1), con entrada libre y gratuita hasta completar aforo.

Basada en la novela 'Los caballeros teutónicos' de Henryk Sinkiewicz, la película narra los hechos que dieron lugar a la batalla de Grünwald, que enfrentó a los polacos contra la Orden Teutónica en el siglo XV.

Durante 166 minutos, Ford describe de forma evocadora y con una fotografía magnífica como los polacos y los lituanos se aliaron para derrotar a los caballeros teutones, que estaban asolando el país.

El desenlace de la cinta, una espectacular batalla que se produjo en 1410, muestra el extraordinario dominio de la acción por parte del director en un combate orquestado con maestría y un sentido épico envidiable. Hoy en día, ese espectáculo con base histórica sigue siendo uno de los títulos más populares del cine polaco.

Aleksander Ford rodó esta obra en 1960, coincidiendo con su etapa de profesor en la Escuela Nacional de Cine, Televisión y Teatro. Ford utilizó el éxito internacional de la Nueva ola polaca para conseguir la financiación necesaria para hacer este largometraje, el más caro de la historia del cine de ese país.

Maestro de Polanski y gran mentor de Wadja, Aleksander Ford fue una figura capital en el desarrollo del movimiento que situó al cine polaco entre los más vanguardistas del mundo. El fallecimiento de Stalin, en 1953, facilitó la irrupción en el panorama internacional de cineastas como Jerzy Skolimowski, Andrzej Munk o los ya mencionados Wajda y Polanski. Todos ellos con el objetivo de mostrar la realidad de su país de la manera más realista posible.

Este ciclo de cine, organizado por la Fundación Botín y coordinado por Richard Peña, director emérito del New York Film Festival y profesor de Film Studies en la Universidad de Columbia, junto con el Instituto Adam Mickiewicz (Varsovia), recupera alguna de las obras más relevantes de la Polonia posterior a la II Guerra Mundial.

'La cruz negra' será la anteúltima proyección del ciclo. La encargada de clausurar la programación de esta iniciativa de la Fundación Botín será 'Salto', un largometraje de Tadeusz Konwicki que cuenta, como si de un western se tratará, la llegada de un misterioso extranjero a una ciudad aislada con muy pocos habitantes. Se trata de la obra más reconocida de su director, que también es uno de los más grandes novelistas de la posguerra polaca. La exhibición de la cinta tendrá lugar el día 29 de junio.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies