La Fundación Marqués de Valdecilla sigue sin inscribirse en el Registro de Fundaciones de Cantabria

 

La Fundación Marqués de Valdecilla sigue sin inscribirse en el Registro de Fundaciones de Cantabria

Publicado 06/11/2015 10:15:07CET

El Gobierno la excluye del Plan de Control Financiero 2015 "al no poderse conceptuar como fundación"

SANTANDER, 6 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Marques de Valdecilla continúa sin estar inscrita en el Registro de Fundaciones de la Comunidad Autónoma de Cantabria a fecha 30 de septiembre, según ha certificado la Secretaría General de la Consejería de Presidencia y Justicia tras consultar el Registro de Fundaciones.

Por lo tanto, se trata de un ente, hasta el ejercicio 2015
considerado una fundación, perteneciente al sector público de la Comunidad Autónoma de Cantabria que, "recibiendo importantes fondos públicos", no posee una naturaleza jurídica determinada, lo que impide su control mediante las técnicas de auditoría que le serían de aplicación.

Por ello, y previo informe de la Subdirección General de Control Financiero, la Intervención General de la Administración de Cantabria (IGAC) ha resuelto excluir a la Fundación Marqués de Valdecilla del Plan Anual de Control Financiero Permanente, Auditoría Pública y Otras Actuaciones de Control correspondientes al ejercicio 2015 "al no poderse conceptuar como fundación a tenor de lo dispuesto en Ley de Fundaciones" e incumplir los requisitos establecidos en la citada ley.

Así figura en una resolución sobre modificación del Plan Anual de Control Financiero Permanente, Auditoría Pública y Otras Actuaciones de Control correspondiente al ejercicio 2015 publicado por la Intervención General de la Consejería de Economía, Hacienda y Empleo este viernes en el Boletín Oficial de Cantabria.

La IGAC es la encargada de realizar la auditoría de cuentas anuales de las fundaciones del sector público autonómico y en el caso de que alguna de ellas --como la Marqués de Valdecilla-- no cumpliera los requisitos de la Ley de Fundaciones, Intervención podrá emitir un informe acreditándolo así como la no obligatoriedad de emitir informe de auditoría de cuentas anuales.

El 19 de febrero de 2015 la IGAC emitió el informe de auditoría de cuentas anuales de la Fundación Marqués de Valdecilla de los ejercicios 2012 y 2013 (incluida en el Plan Anual de Control Financiero del ejercicio 2014) con el resultado de opinión denegada puesto que "la indefinición de la naturaleza jurídica del ente auditado impide determinar el marco jurídico aplicable al mismo".

Dicha indefinición se ratificó con la promulgación de la Ley de Cantabria 1/2015, de 18 de marzo, de modificación del texto refundido de la Ley de Medidas Fiscales en Materia de Tributos
Cedidos por el Estado, y la Ley de Presupuestos Generales de Cantabria de 2015, que incluye una disposición adicional en relación con la Fundación Marqués de Valdecilla, de la que se ha desgajado el Instituto de Investigación Sanitaria Marqués
de Valdecilla (IDIVAL).

En este sentido, dice la Intervención, la conveniencia de la adaptación de la Fundación Marqués de Valdecilla a la naturaleza de una fundación ordinaria exige su regulación por vía exclusivamente estatutaria, así como su inscripción como tal en el Registde Fundaciones.

De igual forma, desde la perspectiva patrimonial, la ley declara que los terrenos sobre los que se levanta el actual Hospital Universitario Marqués de Valdecilla son de la Administración de la Comunidad Autónoma de Cantabria, para su afectación al Servicio Cántabro de Salud.

A su vez, el Gobierno de Cantabria está autorizado a constituir, conforme a la Ley de Fundaciones, "una fundación del sector público autonómico para la promoción y prestación de servicios sanitarios
y sociosanitario y la docencia e investigación en el ámbito de la salud que integre los medios personales y materiales y los servicios y funciones actualmente ejercidas por la Fundación Marqués de Valdecilla".

La Ley de Cantabria 1/2015 dice que la fundación que se constituya "adoptará idéntica denominación y se subrogará sin solución de continuidad en las relaciones jurídicas de la fundación extinguida".

En resumen, para Intervención era necesario resolver el "limbo regulatorio" en el que se encontraba la denominada Fundación Marqués de Valdecilla, creando una fundación que respetara y cumpliera la Ley de Fundaciones y que fuera "heredera universal de la denominada impropiamente fundación". Sin embargo, aún no se ha inscrito en el Registro de la Comunidad Autónoma.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies