Inadmiten recursos contra la anulación de una concesión a Junta de Usuarios de Sniace

Actualizado 06/06/2015 21:40:56 CET

Porque la cuantía del asunto no excede los 600.000 euros

SANTANDER, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Supremo (TS) ha inadmitido los recursos de casación del Abogado del Estado y del Gobierno de Cantabria contra la sentencia de la Audiencia Nacional que anulaba la concesión de terrenos de dominio público marítimo-terrestre realizada en 2009 por el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino (MARM) al Gobierno de Cantabria para ejecutar las conducciones de vertido de la Junta de Usuarios de Sniace a la ría de San Martín por falta por faltar dos estudios necesarios.

Concretamente, la Audiencia anulaba la concesión para la ocupación de casi 135 metros cuadrados de bienes de dominio público marítimo-terrestre para este proyecto --la cual había sido recurrida por la Asociación para la Defensa de los Recursos Naturales de Cantabria (ARCA)-- por faltar un estudio sobre la incidencia del este proyecto en el dominio público y uno de carácter básico de dinámica litoral.

Con esta sentencia de la Sala de lo Contencioso de la AN, fechada el pasado 12 de junio de 2014 se estima parcialmente el recurso de la Asociación para la Defensa de los Recursos Naturales de Cantabria (ARCA).

Así se estimaba la petición de la asociación conservacionista en lo relativo a la nulidad de los actos administrativos recurridos.

Sin embargo, no se admitía la reclamación de Arca de que se ordene la restauración del orden jurídico perturbado con reposición de los terrenos a su estado original.

En esta sentencia, la Audiencia aceptaba dos de los varios motivos alegados por Arca contra la concesión de terrenos de dominio público marítimo terrestre para este proyecto, que son la falta del estudio básico de dinámica básica y otro de incidencia de las actuaciones.

Contra esta sentencia de la Audiencia, el Abogado del Estado y los servicios jurídicos del Gobierno regional interpusieron sendos recursos de casación, que han sido inadmitidos porque la cuantía del asunto no supera los 600.000 euros, según se explica en un auto de la Sala de lo Contencioso del Supremo de 7 de mayo, a la que ha tenido acceso Europa Press.

Así, en la ley se exceptúan del recurso de casación las sentencias recaídas, cualquiera que sea la materia, los asuntos que no excedan de esta cantidad, salvo en los procesos especiales para la defensa de los derechos fundamentales, que no es este caso.

El Supremo entiende que, aunque en la instancia la cuantía quedó como indeterminada, "no excede" de esa cantidad al estar hablando de una concesión para la ocupación de unos 135 metros cuadrados de bienes de dominio público marítimo-terrestre.