Martín cree que el Gobierno debe tener un papel de "facilitador" en la política empresarial

El consejero de Industria interviene en un coloquio de la APD
APD
Actualizado 22/09/2015 18:04:43 CET

SANTANDER, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, Francisco Martín, ha considerado como "necesidad ética" de la política empresarial del Gobierno "el uso respetuoso, trazable, informado y eficiente de los fondos públicos", así como "asumir el papel natural de las Administraciones como facilitadoras, que no responsables directas, de las actividades económicas".

Así se lo ha señalado este martes el consejero a los miembros del Consejo de la Asociación para el Progreso de la Dirección de Cantabria (APD), ante quienes ha manifestado que, para llevar a cabo esa política, son necesarios aspectos como "estabilidad, confianza, compromiso y liderazgo", entre otros.

Tras analizar la situación económica y los principales desafíos que afronta la economía, Martín ha expuesto la necesidad de adoptar medidas para atraer a Cantabria capital, proyectos y talento, para lo cual ha señalado siete ejes prioritarios que vertebrarán la relación del Gobierno de Cantabria con el sector empresarial.

Así, se ha referido al diseño y ejecución de un Plan Estratégico para Cantabria, "fruto de la recuperación de la concertación social y un dialogo fluido entre los diferentes actores económicos"; el establecimiento del mejor marco jurídico-legal y fiscal posible para la atracción de las iniciativas; o la recuperación del tejido industrial con la necesidad de acometer una suerte de re-industralización 2.0 para preservar los mejores activos del tejido industrial.

Asimismo, entre esos ejes ha destacado la apuesta por facilitar la innovación y la generación y transferencia de conocimiento en el sector privado como cuestión de supervivencia; y el incremento del valor añadido final de los bienes y servicios de las empresas cántabras.

También ha apostado por el desarrollo y optimización real de nuestros recursos endógenos, es decir, infraestructuras de comunicación, atractivos turístico-culturales, excelencia investigadora de la Universidad de Cantabria o un Parque Científico y Tecnológico en Santander "aún con un extraordinario potencial de crecimiento"; y el impulso a la comarca del Besaya como única referencia local, "pero de justicia", especialmente referida a su variable industrial.

Según ha informado el Gobierno de Cantabria en un comunicado, el Consejo de la Asociación para el Progreso de la Dirección en Cantabria, presidida por el presidente de Viesgo, Miguel Antoñanzas, se ha reunido este martes en Santander para aprobar la incorporación de nuevos miembros.

Esta asociación se creó en 1956 con el objetivo de colaborar con el desarrollo de las empresas, a través del desarrollo de sus directivos. A lo largo de estos años, la APD ha utilizado distintas herramientas para alcanzar su objetivo fundacional, convirtiéndose en un prestigioso foro de debate y de relaciones a nivel nacional.

APD es una entidad privada e independiente, sin ánimo de lucro, de ámbito internacional, cuya misión es impulsar y actualizar la formación y la información de los directivos de empresas y de los empresarios a través de actividades de difusión del conocimiento, capacitación y mejora profesional.