El nuevo edificio del colegio especial Padre Apolinar, en dos años

 

El nuevo edificio del colegio especial Padre Apolinar, en dos años

Miguel Ángel Revilla en el colegio Padre Apolinar de la Obra S. Martín
EUROPA PRESS
Publicado 23/11/2015 14:12:26CET

   Esta entidad social espera que el Gobierno regional contribuya al mantenimiento del centro a través de la concertación de las plazas

   SANTANDER, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La Fundación Obra San Martín espera poder licitar "en el primer trimestre" de 2016 y comenzar a construir el nuevo edificio del colegio de Educación Especial Padre Apolinar, que permitirá incrementar en 30 plazas, hasta el centenar, su capacidad actual y que se espera esté listo en un máximo de dos años.

   Así lo han anunciado este lunes el presidente del Patronato de la Fundación, José María Carceller, y por su director, Juan Fernández, durante una visita del presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, a las distintas instalaciones de la Fundación Obra San Martín.

   Los representantes de la Fundación Obra San Martín --entidad de carácter privado y sin ánimo de lucro, especializada actualmente en la atención a la discapacidad-- han expuesto a Revilla algunos detalles del proyecto de este nuevo edificio para el colegio, que se prevé que esté dotado, entre otros recursos.

   Este nuevo colegio, presupuestado en unos 3,5 millones de euros, se prevé que cuente con 17 aulas, en las que se prevé un máximo de 6 niños por aula y que dispondrán de una zona más curricular y otra más lúdica y con fácil acceso al exterior; una piscina terapéutica, y un gimnasio con dotaciones específicas para poder trabajar con estas personas con discapacidad.

   En ese nuevo centro se quieren impartir talleres prelaborales que permitan a los alumnos más mayores adquirir los conocimientos necesarios para poder entrar en igualdad al mundo laboral.

   El director ha explicado a Revilla que el nuevo edificio del colegio, que se ubicará en las proximidades del complejo que actualmente tiene la Obra San Martín en Valdenoja es "muy importante" para la entidad y está dirigido, sobre todo, para los niños.

   "Si a cualquiera de nosotros nos preocupa la educación de nuestro hijos cuando se trata de niños con discapacidad la situación se incrementa de manera importante", ha dicho.

   Por su parte, el presidente de la Obra ha explicado que se dirigirán a todas las instituciones cántabras para conseguir recursos para este colegio.

   Concretamente, del Gobierno de Cantabria espera que les concierten las plazas que permitan el mantenimiento del centro.

   Actualmente, el colegio Padre Apolinar tiene 70 plazas de educación especial para discapacitados psíquicos hasta los 21 años, cuyas instalaciones ha visitado este lunes Revilla, donde ha podido conocer el trabajo que realizan los profesionales que atienden a los niños, que les han explicado los problemas de algunos de los alumnos presentes.

   Una vez ejecutado el edificio todas las instalaciones se unificarán allí.

   Las instalaciones actuales del colegio cuentan con un aula de estimulación sensorial, que se utiliza con fines terapéuticos y educativos, los sentidos de estos alumnos son estimulados a través del juego y se les enseña como relacionarse mejor con su entorno.

   En este espacio, Revilla ha podido jugar a lanzarse una pelota con una alumna del centro.

   Tras conocer el colegio, el presidente regional ha visitado, dentro del mismo complejo de la Obra San Martín, a los usuario del Centro de Día Jado.

   Allí se ha producido una de las anécdotas de la visita, cuando Revilla se ha acercado a una de las usuarias que se encontraba pintando un cuadro y le ha preguntado si lo vendía, a lo que ella se ha negado porque era para su familia.

   Sin embargo, el presidente le ha animado a vender sus obras y le ha pedido que le pinte uno con una estela cántabra para su despacho en el Gobierno y le ha prometido pagarle por él. Así, Revilla ha invitado a que cuando tenga lista la obra le visite en la sede del Gobierno y se lo entregue. "Vienes al despacho con el cuadro y hacemos el trato como en la feria", le ha dicho el presidente regional.

   También ha conversado con tres usuarios de unos 60 años, una de Santander, otro de Campoo y uno de Laredo, que estaban leyendo junto a uno de sus monitores cuentos pasiegos, con los que se intenta trabajar su memoria y que rememoren la vida en el campo.

   Revilla ha aprovechado este momento para recordar su etapa como pastor cuando era joven e, incluso, les ha hecho un dibujo de su atuendo en esa época.

   El propio presidente se ha dibujado con zurrón, albarcas y cuévano y junto a una vaca tudanca y les ha regalado este autorretrato "para que lo tengan como recuerdo". Además, les ha prometido hacerles llevar un libro con cuentos escritos por él sobre la vida en el campo.

   A continuación, Revilla ha seguido con su visita a este centro de día, donde los usuarios estaban, acompañados de monitores, leyendo o jugando a un bingo adaptado, que sustituye a los números por dibujos.

   A continuación, el presidente ha conocido una de las viviendas de Jado, donde residen algunas de las personas a las que atiende la Fundación. En el edificio visitado por Revilla hay seis viviendas de este tipo, con capacidad cada una para unas dieciséis personas.

   Las tres residencias para discapacitados que la Obra San Martín tiene en Valdenoja cuenta con unas 140 plazas. Además, tiene en Santander dos viviendas supervisadas.

   La Obra San Martín cuenta con un presupuesto anual de 4,5 millones y da servicio a unas 517 personas atendidas por 190 profesiones.

   Entre otras instalaciones de la entidad en Santander hay un colegio concertado en la calle Canalejas.

   Tras recorrer las instalaciones, Revilla ha afirmado que esta visita es una "buena terapia para afrontar la vida con otra ilusión" y también su tarea como presidente de una "Cantabria con problemas".

   Según ha comentado, la visita le ha servido "de ayuda a él mismo". "Hay que venir donde están los problemas de verdad", ha señalado el presidente regional, quien ha destacado cómo los usuarios, a pesar de su situación, "salen adelante" y son "felices", ayudados para ello con la ayuda de sus cuidadores, algunos de los cuales realiza su labor "de forma desinteresada".

   "Son cosas que dignifican al ser humano", ha opinado Revilla, que ha destacado la labor que realiza desde hace más de 70 años la Obra San Martín, un entidad que está, según ha dicho "en el corazón y en los sentimientos de la gente de Cantabria".

   Revilla, en alusión a la Obra San Martín, ha subrayado que la sociedad debe de ser "una mezcla" entre lo público y lo privado, en la que cada parte tiene, a su juicio, "un papel", un "maridaje" por el que el presidente regional ha apostado.

   El presidente regional ha asegurado estar "deseando venir" a inaugurar el nuevo edificio del colegio Padre Apolinar, un proyecto que --ha dicho-- "será un complemento más" a una "maravillosa intitución" como, en su opinión, es la Obra San Martín, un entidad que, según ha dicho, es "de lo más importante" que hay en Cantabria.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies