Las obras de nuevo edificio del colegio especial Padre Apolinar empezarán en 2016 y se espera que esté listo en dos años

Miguel Ángel Revilla en el colegio Padre Apolinar de la Obra S. Martín
EUROPA PRESS
Publicado 23/11/2015 13:18:09CET

Esta entidad social espera que el Gobierno regional contribuya al mantenimiento del centro a través de la concertación de las plazas

SANTANDER, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Obra San Martín espera poder licitar "en el primer trimestre" de 2016 y comenzar a construir el nuevo edificio del colegio de Educación Especial Padre Apolinar, que permitirá incrementar en 30 plazas, hasta el centenar, su capacidad actual y que se espera esté listo en un máximo de dos años.

Así lo han anunciado este lunes el presidente del Patronato de la Fundación, José María Carceller, y por su director, Juan Fernández, durante una visita del presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, a las distintas instalaciones de la Fundación Obra San Martín.

Los representantes de la Fundación Obra San Martín --entidad de carácter privado y sin ánimo de lucro, especializada actualmente en la atención a la discapacidad-- han expuesto a Revilla algunos detalles del proyecto de este nuevo edificio para el colegio, que se prevé que esté dotado, entre otros recursos.

Este nuevo colegio, presupuestado en unos 3,5 millones de euros, se prevé que cuente con 17 aulas, en las que se prevé un máximo de 6 niños por aula y que dispondrán de una zona más curricular y otra más lúdica y con fácil acceso al exterior; una piscina terapéutica, y un gimnasio con dotaciones específicas para poder trabajar con estas personas con discapacidad.

En ese nuevo centro se quieren impartir talleres prelaborales que permitan a los alumnos más mayores adquirir los conocimientos necesarios para poder entrar en igualdad al mundo laboral.

El director ha explicado a Revilla que el nuevo edificio del colegio, que se ubicará en las proximidades del complejo que actualmente tiene la Obra San Martín en Valdenoja es "muy importante" para la entidad y está dirigido, sobre todo, para los niños.

"Si a cualquiera de nosotros nos preocupa la educación de nuestro hijos cuando se trata de niños con discapacidad la situación se incrementa de manera importante", ha dicho.

Por su parte, el presidente de la Obra ha explicado que se dirigirán a todas las instituciones cántabras para conseguir recursos para este colegio.

Concretamente, del Gobierno de Cantabria espera que les concierten las plazas que permitan el mantenimiento del centro.

Actualmente, el colegio Padre Apolinar tiene 70 plazas de educación especial para discapacitados psíquicos hasta los 21 años, cuyas instalaciones ha visitado este lunes Revilla, donde ha podido conocer el trabajo que realizan los profesionales que atienden a los niños; conocer a algunos de los alumnos y visitar un aula de estimulación multisensorial.

Una vez ejecutado el edificio, todos las instalaciones se unificarán allí.

((Habrá ampliación))

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies